Walter Raleigh, un aventurero inglés en época de Isabel I

Walter Raleigh fue un corsario, aventurero, escritor y político inglés, uno de los más importantes en tiempos de Isabel I, que participó en casi todos los eventos y conflictos de su época.

Nacido en 1552 o 1554 en Devon, en una familia noble protestante. Tras el reinado de María Tudor, Raleigh desarrolló un odio visceral contra todo lo católico.

Su espíritu aventurero lo llevó por todas partes y se embarcó en numerosos proyectos y conflictos.

Walter Raleigh por Joseph Simpson.
https://archive.org/stream/galleryofheroesh00johnuoft#page/n28/mode/1up

En medio de las Guerras de Religión francesas, Raleigh marchó a combatir con los hugonotes en 1569.

Tras su aventura francesa, intentó estudiar infructuosamente, pronto estaría de nuevo luchando por su país y su religión.

En 1579  se marchó a Irlanda para luchar contra las Rebeliones de Desmond, un intento de los católicos irlandeses de mantener su independencia contra los protestantes ingleses.  Raliegh destacó en la guerra, y una vez finalizada en 1583 se le concedieron grandes extensiones de tierra en Youghal, en Cork.

Se hizo íntimo de la reina Isabel I de Inglaterra, sobre todo por su defensa a ultranza de la religión inglesa, y esta lo ayudó en bastantes de sus aventuras y desventuras, lo hizo caballero, le ayudó a ser parlamentario en numerosas ocasiones y le permitió la colonización de América.

En plena disputa por América con los españoles, fue el encargado de fundar en 1584 la primera colonia inglesa en Norteamérica, Roanoke, que tuvo un trágico final.

Estuvo presente en 1588 en la derrota de la mal llamada Armada Invencible.

Fue uno de los comandantes, junto a Francis Drake y otros, de la Contraarmada inglesa, que se estrelló contra los muros de A Coruña.

Raleigh tenía el favor de la reina, y esta lo llegó a nombrar capitán de la Guardia Real en 1592, pero se descubrió que se había casado en secreto con Elisabeth Throckmorton, una de de honor de Isabel I. Cuando la reina se enteró hizo encarcelar a ambos en la Torre de Londres.

Elizabeth «Bess» Throckmorton, Lady Raleigh, por Sir William Segar. https://www.hrp.org.uk/tower-of-london/history-and-stories/sir-walter-raleigh/#gs.tl0aw2

Pero pronto la reina lo dejó libre para que encabezara una expedición marítima contra España, con la que Inglaterra estaba en guerra desde 1585. En la Batalla de Flores, en las Azores, Raleigh y los suyos ganaron y capturaron la carraca Madre de Deus, que estaba llena de tesoros que venían de América, consiguiendo mucho dinero para la corona inglesa.

Tras esto, en 1595, puso sus ojos de nuevo en América, con la llamada Expedición a El Dorado de Raleigh.

La expedición, que buscaba encontrar la mítica ciudad de El Dorado, lo llevó a remontar el río Orinoco y la selva de las actuales Guyana y Venezuela, pero sin encontrar nada de valor. Eso sí, al año siguiente escribió un fantasioso libro, El descubrimiento de Guayana, que fue un éxito.

En 1596 participó en la Toma de Cádiz, el ataque y saqueo de la ciudad por la flota inglesa y al año siguiente también estuvo presente en la defensa contra la Invasión española de Inglaterra de 1597, un nuevo fracaso de Felipe II en su intento de tomar Inglaterra.

Su suerte acabó a la vez que la vida de Isabel I, en 1603, al poco de morir la reina, fue acusado de participar en un complot contra el nuevo rey, Jacobo I, por lo que fue condenado a prisión en la Torre de Londres hasta 1616.

Sir Walter Raleigh por William Segar.
https://www.nationalgallery.ie/online-collection

Al año siguiente recibió permiso para una Segunda Expedición a El Dorado. Una vez en la zona, Raleigh atacó las posesiones españolas, como había hecho la vez anterior, pero las cosas habían cambiado, y ahora Inglaterra y España estaban en paz, lo que te traería graves consecuencias. De nuevo la expedición fue un fracaso e incluso murió su hijo mayor, Walter, durante un ataque.

Tras volver a Inglaterra se encontró con que el embajador español, Diego Sarmiento de Acuña, el Conde de Gondomar, había presentado una queja a Jacobo I, exigiendo que se ejecutara a Raleigh por romper el tratado de paz entre ambos países.

A Jacobo I, que ya no le caía muy bien, no le importó deshacerse así de Raleigh.

El 29 de octubre de 1618 fue decapitado en el patio del Palacio de Westminster. Su cabeza fue entregada a su mujer, por la que había ido a prisión anteriormente, que la conservó a su lado hasta su muerte en 1647.

La ejecución de sir Walter Raleigh, ilustración de De La historia popular de Inglaterra. https://commons.wikimedia.org/

Walter Raleigh, además de un incansable aventurero que participó en cuantas batallas y expediciones que pudo, fue uno de los primeros fumadores de tabaco de Inglaterra y uno de los que lo introdujo en el país.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up