Ugly Weird Things #4: nueva masculinidad

Continuamos con nuestro hilo de posts sobre cambios que estamos observando en la sociedad y que, en breve, serán tendencias: son las “Ugly Weird Things”*. Hoy vemos cómo cada vez se cuestiona más el estereotipo del “macho”.

Hace ya algunos meses publicamos un artículo sobre cómo las marcas estaban afrontando ese cuestionamiento de la masculinidad que observaban en la sociedad. Veíamos cómo el rol tradicional del macho afectaba no sólo al equilibrio social, sino también a los hombres que se ceñían a él: su salud, perspectivas laborales e integración.

Más o menos por esas fechas Gillette lanzaba una campaña que hizo tanto ruido y generó tanta indignación, que muchos dijeron que sería el fin de la marca. Pero todo lo contrario: Gillette consiguió rejuvenecer su público, “robárselo” a su competencia, y aumentar las ventas:

“Hemos recibido una cobertura mediática y una inversión de los consumidores sin precedentes. Las primeras cifras muestran que hemos conseguido el objetivo” (Jon Moeller, Dir Financiero Gillette).

Pero no fue el primer esfuerzo de la marca en este sentido. Gillette publicó esta estupenda campaña hace 1 año y medio, que mostraba a un hombre que cuida a los demás. Además la marca aportaba coherencia porque lanzaba un producto ad-hoc que le ayudaba a hacerlo:

Quizás Gillette haya tenido que moderar su mensaje: ha pasado de atacar al hombre que ensalza valores de macho, a ignorar este perfil y pasar directamente a ensalzar al hombre que defiende otro tipo de valores. Esa nueva masculinidad que aún le chirría a algunas personas, pero que se ve que tiene más aceptación y genera más ventas.

Os dejamos con su última campaña:

*Sobre las “Ugly Weird Things”: Hace tiempo inicié una recopilación de cosas que voy encontrando a la que llamé Ugly Weird Things. ¿En qué consiste? Parafraseando a Dewi Pinatih, Diseñadora de Producto: “Sé que estoy frente a una nueva tendencia cuando estoy ante algo que, a primera vista, es feo o extraño. Esto quiere decir que no estoy habituada a su estética o que no estoy condicionada para que me guste. Para mi eso es algo nuevo y que merece la pena ser investigado”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *