Ugly Weird Things #3: el poder del fandom

Continuamos con nuestro hilo de posts sobre cambios que estamos observando en la sociedad y que, en breve, serán tendencias: son las “Ugly Weird Things”*. Hoy vemos cómo los fans podrían llegar a influir en las decisiones de los productores.

Se dice que quien tiene un medidor de audiencias en casa, tiene el inmenso poder para influir en los programas que continúan o no en la parrilla. Pero esto va perdiendo fuerza a medida que avanzan instagram, youtube, netflix… De hecho, los nuevos sistemas de medición de audiencias tratan de cubrir las “conversaciones digitales” para saber realmente qué programa ha tenido éxito y cuál no.

“Parrot Analytics va más allá de cuantificar el tradicional visionado y rastrea los intercambios de archivos (legales e ilegales), y también añade interacciones en foros, páginas web y redes sociales. Denomina a esta métrica “expresión de demanda”, que no es exactamente popularidad sino interés en un contenido. Porque es el interés en un contenido el que es capaz de vender una taza o una camiseta”.

Según ellos, La Resistencia es nuestro contenido nacional más demandado, a pesar de que su audiencia en #0 de Movistar rara vez supere los 50.000 espectadores. Pero claro, este dato estaría ignorando todos los visionados en youtube y, sobre todo, la fuerte “expresión de demanda” que muestran aquellos que tuitean sobre el programa, comparten el vídeo, o lo comentan.

Es decir, poco a poco se va pudiendo cuantificar con un rastreo 360º el poder del conjunto de los aficionados a algo. Y esta cuantificación es tan poderosa que las reclamaciones que otrora parecían idas de olla se empiezan a tomar muy en serio por parte de las productoras de series, programas, películas…. veamos 2 ejemplos.

SENSE8: Netflix canceló esta serie después de haber acabado la temporada como si fuese a tener continuidad, con un cliffhanger descomunal. Los fans montaron un pollo en internet tremendo, que además coincidió con el mes del orgullo gay, siendo Sense8 una de las series que más se ha identificado con el movimiento. En resumen, se lió tantísimo que Netflix tuvo que grabar un episodio extra mega-largo de 2 horas y media para cerrar la trama.

JUEGO DE TRONOS: ya son 1.707.474 las firmas que se han recabado en change para que se vuelva a grabar el final de GoT. ¡Y Siguen aumentando a pesar de que ya van 2 meses de que acabó la serie! El principal argumento es que Benioff y Weiss son unos inútiles inventando tramas y al no tener los libros han hecho un desastre con la historia y los personajes. Dudo que B&W se pongan a re-grabar nada porque ahora están metidos de lleno en Star Wars, pero es impresionante que casi 2 millones de personas se hayan movilizado por algo así.

Fuente sobre Parrot Analytics: El Pais

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *