Timothy Murphy, el tirador

Timothy Murphy destacó durante la Guerra de Independencia de los EEUU por ser un soldado con una puntería espectacular que lo hizo famoso y uno de los héroes norteamericanos de la época.

Poco se sabe de su vida antes de la guerra, nació en 1751, hijo de unos emigrantes irlandeses que se establecieron en Pensilvania, terminó yéndose a Wyoming, en ese momento la frontera del país, para trabajar.

El 19 de abril de 1775 estalla formalmente la Guerra de Independencia en Boston y pronto todo el país es escenario de batallas, para finales de junio, tanto Timothy como su hermano John se habían apuntado como fusileros de la compañía del capitán John Lowdon del condado de Norhtumberland.


Dibujo de Timothy Murphy

Su unidad rápidamente entró en combate, participando en el Asedio de Boston, que empezó en el mismo día del inicio de la guerra y se extendió hasta abril de 1776, cuando los británicos que defendían la ciudad vieron que su posición se había vuelto insostenible y abandonaron la ciudad hacia Halifax, Nueva Escocia. Más tarde fueron enviados a luchar en la Batalla de Long Island el 27 de agosto de ese mismo año, la primera gran batalla de la guerra y una desastrosa derrota para las fuerzas continentales a manos de los británicos. Tras la derrota, el ejército continental con George Washington a la cabeza, se retiraron hacia el condado de Westchester, donde a Murphy y los suyos les tocó pelear en numerosas escaramuzas entre los dos ejércitos.


Batalla de Long Island

Con toda esta experiencia militar, Murphy es ascendido a sargento y trasladado al 12º Regimiento de Pennsylvania, donde le tocó seguir luchando, con las victorias americanas en la Batalla de Trenton a finales de año y la Batalla de Princeton a principios del año siguiente. Ya por esas fechas Murphy empezó a ser famoso por su puntería, se decía que podía acertar a un objetivo pequeñísimo a una distancia de más de 200 metros, toda una proeza con las armas de la época. Esto lo llevó a ser reclutado por los Fusileros de Morgan, una unidad de infantería ligera de élite, mandada por el general Morgan y equipada con los mejores rifles posibles en vez de los mosquetes normales que llevaban el resto de las tropas.

En septiembre de 1777 fue seleccionado junto a otros 500 hombres para ayudar en las Batallas de Saratoga, con el paso de los días la victoria americana parecía cada vez más probable, pero los británicos se reorganizaron alrededor del general Simon Fraser, volviendo a la lucha. El 7 de octubre, durante la Batalla de Bemis Heights, el después gran traidor americano, el general Benedict Arnold, le dio instrucciones a Morgan para que alguien acabara con Fraser, este llamó a Murphy y le dijo que era necesario acabar con el general enemigo, Murphy se subió a un árbol cercano y disparó contra Fraser, que se encontraba a más de 270 metros, el tercer disparo le dio en el estómago y lo tiró del caballo, Fraser fue retirado del combate y fallecería esa misma noche. Murphy, aprovechando su posición también disparó a Sir Francis Clerke, un ayudante de campo de otro general, que llevaba órdenes a caballo para el combate, matándolo al instante.


Dibujo del general Fraser

La muerte de Fraser desestabilizó el frente británico y ayudó a que el ejército continental lograra una sonada victoria que empezaría a decantar la guerra a su favor. Murphy participó en alguna batalla más, sobreviviendo a la guerra.

Una vez finalizado el conflicto, Timothy Murphy se retiró del ejército viviendo hasta 1818 sin más sobresaltos. Murphy está considerado, gracias a su puntería, uno de los numerosos héroes que le dieron la Independencia a EEUU.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *