Tendencias: Así será… EL RETAIL #6

Los grandes retailers (Decathlon, IKEA, Leroy Merlin…) están pasando de abrir mega-tiendas en las afueras de las ciudades a abrir formatos más reducidos en centro ciudad. ¿Quieres saber por qué?

 

Cuando una tienda está en un parque comercial a las afueras de una ciudad, al final estás obligando a la gente a que tenga un coche para que pueda ir a comprarte (compras voluminosas) y también te obliga a ti a tener un mega-parking donde alojarles.

Otra consecuencia es que, ya que te desplazas, te pasas medio día dentro: compras lo que pensabas, lo que no pensabas, desayunas, comes y meriendas, y te llevas unas albóndigas para cenar. Incluso, si te descuidas, asistes a un taller, un cuentacuentos o alguna actividad que redondee tu experiencia.

Esto, que antes nos encantaba, está empezando a dejar de hacerlo. Y es por eso que estas mega-marcas empiezan a re-plantearse el modelo y a lanzar tiendas urbanas. ¿Por qué?

La principal razón es que la gente ya no quiere perder el tiempo con desplazamientos tan largos para encontrar lo mismo que podrían encontrar online, en esa misma tienda o en una gran plataforma tipo Amazon.

¡Más razones! El tema coche: si quieres atraer a los millennials tienes que tener en cuenta que hoy día el alquiler se come más del 40% del sueldo medio, más aún en el caso de los sueldos de quien está empezando. ¿Qué espacio deja eso para tener coche? Si además tenemos en cuenta que la tendencia en las grandes ciudades es a alquiler coches o motos por horas, más complicado aún.

Y ya por último, el abrumador paseo por una gran superficie comercial que hace años nos parecía lo más, ahora nos parece agotador.

Entonces, ¿qué es lo que está llegando?

Ahora las tiendas estarían en centro ciudad, no llegarían a los 1000m2 y prescindirían de las cafeterías y zonas de actividades. Pondrían el foco en productos de alta rotación y complementarían con zonas de exposición cuyo catálogo completo se podría consultar en pantallas táctiles in situ. La esencia sería: haz tu pedido con nosotros y recógelo al día siguiente. Esto pasaría la “patata caliente” a los almacenes de logística: cada vez más surtidos y mecanizados, capaces de servir un encargo en pocas horas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *