Sofonisba Anguissola, una pintora en la corte de Felipe II

Para una mujer triunfar en el mundo del arte es muy complicado, más si cabe hace siglos. Pero la protagonista de hoy lo consiguió, siendo una de las pocas artistas femeninas con cuadros expuestos en el Museo del Prado.

Nacida en Cremona, Italia, en 1535 en una familia noble cuyo padre siempre la animó, junto al resto de sus hermanas, a estudiar y formarse y a cultivar las bellas artes.

En pleno auge del Renacimiento en Italia, Sofonisba fue enviada a estudiar al taller del reputado artista lombardo Bernardino Campi. Y más tarde al de Bernardino Gatti “El Sojaro” donde empezó a desarrollar un especial gusto por los retratos.

Además, gracias a ella, se abrieron más posibilidades para que otras artistas femeninas pudiesen estudiar arte.

Bernardino Campi pintando a Sofonisba Anguissola, obra de Sofonisba, es un doble retrato

Se trasladó a Roma en 1554, donde conoció a uno de los grandes artistas de la época, Miguel Ángel, él vió enseguida su talento y durante los dos siguientes años Miguel Ángel la pondría bajo su tutela, de la que Sofonisba aprendió muchísimo.

Pero a pesar de todo su talento no era realmente reconocido por el hecho de ser mujer. Se le negó la oportunidad de estudiar anatomía o de usar modelos desnudos por considerarse moralmente reprobable que una mujer viese esas cosas. No como muchísimos otros artistas que lo usaban para aprender a dibujar los cuerpos humanos de forma correcta.

Sofonisba tuvo que conformarse con desarrollar más su estilo para los retratos, buscando nuevas formas de pintar, usando a su familia como modelos principalmente.

Su suerte cambió en 1558 cuando conoció al Duque de Alba en Milán, este quedó impresionado por sus pinturas, y decidió pedirle que viniera a la corte de Felipe II como dama de compañía de Isabel de Valois, la nueva esposa de Felipe II, sabedor de que su arte gustará mucho al rey.

En 1560, con 25 años, llegó a Madrid. Donde además de ejercer como dama de compañía de la reina, empezó a hacer labores de pintora de la corte. Colaboró activamente con el también pintor real Alonso Sánchez Coello.

La colaboración fue tan importante, que el llamado Retrato de Felipe II, tradicionalmente otorgado a Sánchez Coello, parece más correcto pensar que sería de la propia Sofonisba.

Retrato de Felipe II

Durante los siguientes años, incluso después de que Isabel de Valois muera en 1568, Sofonisba se dedicó a pintar retratos de toda la familia real.

En 1570, con 35 años, seguía soltera, y el mismo rey en persona decide buscarle un marido, emparentándola en 1573 con el noble italiano Fabrizio Moncada.

Y tras la muerte de éste en 1579 conoció al comerciante y capitán genovés Orazio Lomellini, mucho más joven que ella, con el que se desposaría en 1581, viviendo los siguientes años en Génova y Palermo, donde su prestigio no para de crecer gracias a su arte y al generoso y activo apoyo económico del rey español.

Sofonisba seguiría pintando sin preocupaciones e incluso enseñando a otros gracias a este desahogo económico.

Su fama era tan grande que muchos pintores jóvenes iban a su casa a aprender de ella. Anton Van Dyck, el gran retratista flamenco, pasaría algunas temporadas en su compañía, alabándola.

Isabel de Valois sosteniendo un retrato de Felipe II

Posiblemente con cataratas desde hacía unos años, Sofonisba tiene que dejar de pintar en sus últimos años, muriendo en 1625, siendo aclamada por sus contemporáneos.

A Sofonisba se le atribuyen al menos 50 obras. Su influencia en otros artistas es tal que algunos grandes pintores como Pedro Pablo Rubens copiaron algunos de sus retratos para aprender su estilo. Sofonisba está considerada una precursora en el mundo del arte, consiguiendo abrir camino a otras mujeres que vendrían después.

En el Museo del Prado actualmente se exponen 3 obras suyas. Las de Felipe II e Isabel de Valois y una tercera, un Retrato de la Reina Ana de Austria, siendo la mitad de las obras de autoras femeninas que existen en el museo.

 

 

*la foto de portada es un Autorretrato de 1554 de la autora

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up