Sargón de Acad, el primer gran rey

Sargón I surge de las leyendas para ser el primer gran rey del Imperio Acadio que gobernó durante siglo y medio el Creciente Fértil en Oriente Próximo hace más de 4000 años.

La figura de Sargón tiene bastante de legendario que se mezcla con lo histórico.

Nació sobre el año 2296 a.c. y hay muy pocos datos de él hasta casi convertirse en rey. Según las leyendas de épocas posteriores, Sargón nació de una noble en una relación ilícita y fue abandonado en una canasta en el río y fue encontrado por un hombre que lo crió y después fue poco a poco ascendiendo socialmente. Otra leyenda lo muestra simplemente como alguien de cuna humilde que consiguió ascender también.

Busto de un gobernante acadio, probablemente Sargón. C. ss. XXIII-XXII a. C. https://commons.wikimedia.org/

La leyenda sumeria lo presenta después como copero real, un servidor de alto rango y máxima confianza, del rey Urzababa de Kish, uno de los estados más poderosos de Sumeria en ese momento.

De alguna manera, la leyenda indica que Sargón era un elegido de los dioses, se enemistó con su rey, consiguiendo destronarlo tras liderar una revolución en el 2270 a.c.

Sargón fundó con probabilidad Acad o Agadé y la convirtió en la capital de su reino. La ciudad no se ha encontrado a día de hoy y sigue siendo un misterio. La definición de Imperio Acadio viene del nombre de esta ciudad y también el nombre de la lengua semítica que usaban, el acadio, una lengua que perviviría en la zona más de mil años.

Sargón expandió sus dominios en varias campañas militares contra los poderosos estados vecinos de Mari, Ebla y otros.

Después se enfrentó a Lugalzagesi de Umma, que controlaba el vecino y extenso reino de Kush.

En el asedio a la ciudad de Uruk, Sargón ganó y capturó a Lugalzagesi. La tecnología militar acadia, con arqueros y carros de combate era muy superior a los lanceros sumerios.

Tras esto tomó Ur, E-Nin-kimara y Umma. Con esto tuvo bajo su poder el antiguo imperio mesopotámico.

Sargón llegó a controlar un extenso territorio donde controlaba algunas de las ciudades más antiguas y poderosas de la zona. Llegando sus dominios desde el golfo Pérsico al mar Mediterráneo, con toda la cuenca de los ríos Éufrates y Tigris bajo su poder.

Mapa de la extensión del Imperio acadio con las conquistas de Sargón. https://commons.wikimedia.org/

Sargón fue un rey guerrero, pero también un administrador, y se pasó su reinado o bien en campañas militares o reformando los distintos gobiernos para asegurar su dominio.

Una de las medidas para acrecentar su poder fue religiosa, hizo que su hija Enheduanna se convirtiera en la esposa de Nanna, dios de la Luna, vinculando su gobierno al de los dioses. Esta práctica se mantuvo durante los siguientes 600 años entre los gobernantes mesopotámicos.

Durante estos años se empezó a implantar la centralización, una escritura única, estandarizó el sistema de pesos y medidas y un calendario propio que crearon una cultura fuerte y unida.

Aunque en algunos casos dejó gobernar a los poderes locales, Sargón mantuvo un férreo control sobre los distintos territorios nombrando a los gobernadores entre la familia real o los miembros de la corte.

La figura del rey fue imbuida de un halo místico y religioso, convirtiéndose en el intermediario entre los mortales y los dioses.

Estela donde se cuenta parte de la leyenda del nacimiento de Sargón. Actualmente en el Museo del Louvre. https://commons.wikimedia.org/

Como era el propio Sargón el que recibía los botines de sus conquistas, que iban a parar al tesoro real, y después él los repartía, todo el mundo, desde los templos a su propia familia, le debían obediencia, porque era él que le repartía la riqueza y el poder.

Sargón gobernó durante 56 años hasta su muerte por causas naturales en el año 2240 a.c. y fue sucedido por su hijo Rimush, que continuó la labor de su padre de consolidad el poder de la nueva dinastía, que llegó a su máximo esplendor con Naram-Sim, su nieto.

La dinastía sargónida gobernaría Mesopotamia y el creciente fértil durante 140 años.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

El Oriente Próximo en la Antigüedad, de Amélie Kuhrt.

Mesopotamia 2: Sargón y el Imperio Acadio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up