¿Qué tipo de viajero eres?

En el Congreso Flúor al que asistimos la semana pasada conocimos un estudio de Amadeus (empresa española líder en soluciones tecnológicas para la industria de los viajes) y The Future Foundation (consultora de tendencias) que clasifica a los viajeros en 6 tipologías muy interesantes. ¿Quieres saber dentro de qué grupo estarías?

El estudio que han publicado se llama “Future Traveller Tribes 2030: los viajeros del mañana” y auspicia que 1.800 millones de personas viajarán anualmente al extranjero en 2030. Os presentamos los 6 perfiles… y esperamos vuestros comentarios!

  1. EL BUSCADOR DE CAPITAL SOCIAL: esta persona viaja fundamentalmente con el objetivo de enriquecer sus conexiones sociales, de las que tiene una alta dependencia (se deja guiar por recomendaciones y opiniones para planificar sus viajes, y comparte su experiencia con el objetivo de afianzar esos vínculos y ganar capital social). Se trata de una retroalimentación constante: se deja guiar por las redes, y devuelve a las redes sus propias experiencias. El informe de Amadeus pronostica el nacimiento de agencias con sistemas de reserva a través de las redes sociales para así cerrar el círculo.
  2. EL PURISTA CULTURAL: esta persona huye de los viajes organizados y la masificación en el destino. Su intención es pasar desapercibido entre los locales, aunque eso a veces suponga renunciar a algunas comodidades (largos viajes en bus para cruzar países en vías de desarrollo). Ya os hablamos de un aspecto de esta tendencia en este post:
    • Uno de los filones es “vivir la experiencia local”. Algo como “de nada sirve haber venido a España si no te has hecho tu propia tortilla de patatas”. Se crean tours para descubrir lo que conocen y aman los locales, para que dejes de ser tú y empieces a ser como ellos.
  3. EL AMANTE DE LA COMODIDAD: el polo opuesto del anterior perfil. O bien por falta de tiempo, o bien por comodidad, o bien por desconocimiento, o bien por miedo… el caso es que sí apela a las agencias y a los paquetes turísticos para que le ayuden a simplificar su viaje. Hará el mismo recorrido que muchos otros turistas antes, pudiendo decir que ha vivido la experiencia “París” en su versión más canon (o Londres, o Roma, o Atenas…). Varios millones de nuevos viajeros procedentes de mercados emergentes entrarán en esta categoría.
  4. EL VIAJERO POR OBLIGACIÓN: por trabajo, por un evento, por una competición… el caso es que este viajero sólo “hará turismo” como complemento a su objetivo principal. Le podrá dedicar poco tiempo pero sí querrá disfrutar de una vivencia ligada a ese destino. Es decir, necesitan un apoyo rápido que les permita disfrutar en el poco tiempo libre que les surja, y para esto la tecnología será su mejor aliada: reservas, cancelaciones, compra de entradas…
  5. EL TROTAMUNDOS COMPROMETIDO: esta persona busca, ante todo, no impactar negativamente en el lugar de destino. Se citan como ejemplo a personas que pueden querer viajar a un país pero no hacerlo porque no están de acuerdo con su régimen político, o personas que no viajan a determinados lugares por no poder ir de una forma alternativa al avión (elevada emisión de CO2 a la atmósfera). En estos casos lo habitual es que los viajeros se salgan de los circuitos habituales y cuenten muy poco con las agencias de viajes, improvisando además en la ruta a medida que van aprendiendo en destino.
  6. EL CAZADOR DEL LUJO: de nuevo, el polo opuesto del anterior perfil. En este caso el viajero considera la experiencia como una recompensa personal, sin valorar cómo le recibe el país de destino. Buscan la innovación (experiencias distintas, únicas, poco accesibles) y el lujo (en los hoteles, traslados, restaurantes… toda la cadena de valor). También hablamos de algunos ejemplos en el post ya mencionado:
    • Con el empuje de Airbnb (donde no sólo hay habitaciones para un finde sino también auténticas mansiones o casas pintorescas) los hoteles se están quedando atrás. Así que una de sus bazas es construirse como una vivienda nunca lo habría podido hacer. Como ejemplos: un hotel en Suiza en el que puedes esquiar en sus tejados (Hôtel des Horlogers), un hotel bajo el agua en Maldivas (The Muraka)… eso sí, a 50.000 $ la noche.
EL BUSCADOR DE CAPITAL SOCIAL
EL PURISTA CULTURAL
EL AMANTE DE LA COMODIDAD
EL VIAJERO POR OBLIGACIÓN
EL TROTAMUNDOS COMPROMETIDO
EL CAZADOR DEL LUJO

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *