Mitos y Leyendas: Osiris y la reencarnación egipcia

En el Antiguo Egipto abundaban las historias sobre sus dioses, uno de los más importantes era Osiris, como el primer faraón de Egipto y por su leyenda de muerte y resurrección.

Osiris gobernaba sobre Egipto, al haber heredado el trono de otros dioses anteriores. En ese momento Osiris era el dios de la vegetación, de la agricultura y la fertilidad.

Pero Osiris no estaba sólo, tenía un hermano, Seth, y dos hermanas, Isis y Netfis, diosa del hogar. Isis se convertiría en su esposa. Además de muchos otros dioses que irían apareciendo.

Seth sentía mucha envidia de su hermano, Osiris gobernaba a los hombres y él se tenía que conformar con mandar en el desierto, donde no es que haya muchas cosas. También cuentan que no era sólo por el gobierno, sino porque Osiris se había acostado con su otra hermana, Netfis, la preferida de Seth, o por rivalidades de poder entre hermanos.

Estatua de Osiris

Sea como fuere, Seth preparó un plan para matar a Osiris y hacerse con el trono.

Durante una fiesta de dioses Seth engañó, de alguna manera, a Osiris para que se metiera en un sarcófago que tiró al río Nilo para ahogarlo.

En ese momento Seth reclamó el trono de Egipto como faraón.

Pero parece que el dios pudo sobrevivir y logró no ahogarse. Pero Seth lo supo y lo volvió a capturar.

Después, para asegurarse de que no hubiera manera de que sobreviviera, cogió a su hermano y lo cortó en catorce pedazos y los escondió por todo Egipto para evitar que nadie pudiera llegar a encontrarlos.

Isis, su doliente esposa, con la ayuda de su hermana Netfis, consiguió recuperar todos los trozos del cadáver menos uno, su pene, que como Seth lo había tirado al río se lo comieron los peces.

Osiris muerto rodeado de sus hermanas aladas en el Templo de Dendera. De Francesco Gasparetti from Senigallia, Italy – Dendara: tempio di Hator, CC BY 2.0, Enlace

Con la ayuda de otros dioses, como Tot, dios de la sabudiría, y Anubis, dios de los ritos funerarios, consiguieron volver a unir las distintas partes del cuerpo de Osiris, convirtiéndose en la primera momia.

Pero Isis necesita a alguien que le ayude en su venganza, por lo que quiere tener un hijo con Osiris, pero este está muerto y sin pene… Pero gracias a la magia divina que le insufla un poco de vida a su marido y un pene falso que le coloca en sustitución del verdadero, consiguió copular con su hermano y esposo y quedar embarazada.

Y así nació Horus, el dios halcón, que se vengaría de su tío. Con el tiempo sería lo suficientemente fuerte para desafiar y vencer, a pesar de perder un ojo en la lucha, a su tío y reclamar para él el trono que había sido de su padre.

A pesar de todo era imposible resucitar a Osiris, por lo que debía permanecer en el mundo de los muertos, en la Duat.

Osiris como dios de los muertos en el Primer libro de respiraciones By Rama, cropped by User:HarJIT – This file has been extracted from another file: First book of respirations N3284 mp3h8821.jpg, CC BY-SA 2.0 fr, Link

 

Así que fue momificado y se convirtió en el dios de la vida eterna, el juez del inframundo, que junto a Anubis, juzgaban las almas que llegaban ante ellos.

Osiris, por su historia, se convirtió en una de los dioses preferidos de los egipcios, ya que no era el típico dios omnipotente, sino uno mucho más cercano al sufrimiento humano, y su culto creció muchísimo con el paso del tiempo en Egipto.

 

 

*La imagen de portada es de El libro egipcio de los muertos: El libro de ir por el día de James Wasserman

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up