Milestii Mici, la bodega más grande del mundo

Así es, según el Libro Guiness de los Récords, desde el año 2005, pues cuenta con casi 2.000.000 de botellas en sus 200 kilómetros de galerías, aunque en la actualidad solamente están en uso 55 kilómetros del total.

LA TRADICIÓN VITIVINÍCOLA MOLDAVA

En la República de Moldavia, donde hay una tradición vitivinícola sumamente arraigada y donde se denomina al vino “la bebida sagrada”, más de la mitad de la población es rural y vive de la agricultura. Una gran parte de ésta vive directa o indirectamente del vino, haciendo de ello un pilar básico de su economía. Si vas a viajar allí, asegúrate de aprender la palabra “Narok!”(“¡Salud!”), especialmente si lo haces el primer fin de semana de octubre, cuando tiene lugar la Fiesta Nacional del Vino.

Moldavia, poco mayor en tamaño que Cataluña, formó parte desde 1949 de la Unión Soviética, de la que se independizó en 1991. No llega a los cuatro millones de habitantes y, aparte de tener uno de los PIB más bajos, no solo de Europa, sino también del mundo, es uno de los grandes olvidados del turismo, pero te sorprenderá saber que es actualmente el duodécimo país en el ranking de exportación enológica a nivel mundial, a pesar del embargo, parcial desde 2006 y prácticamente total desde 2013, por parte de Rusia, sobre las importaciones de vino moldavo.

Ya anteriormente había sufrido, además, tres siglos de prohibición de su elaboración durante la ocupación otomana y la prohibición en los años 80 de Mijail Gorbachov de las viñas y de consumir alcohol, para atajar el serio problema de alcoholismo que tenía el país (aunque el director de Milestii Mici en aquellos años escondió las mejores botellas en una habitación secreta protegida por una puerta de cinco toneladas). Sin embargo, ninguno de estas adversidades terminó con una tradición que lleva 5.000 años tan arraigada en la cultura moldava.

PASADO Y PRESENTE DE LA BODEGA MÁS GRANDE DEL MUNDO

Fuente a la entrada de Milestii Mici. Fuente: commons.wikimedia.org

Milestii Mici se encuentra a unos 20 kilómetros de Chisinau, la capital de Moldavia y se fundó en 1969 a partir de una antigua mina de piedra caliza cuya profundidad llegaba hasta los 85 metros y que llevaba un tiempo en desuso. Fue entonces cuando, aprovechando esta estructura, se fundó el State Enterprise Quality Wines Industrial Complex, “Milestii Mici”, con el objetivo de almacenar, conservar y madurar vinos de alta calidad.

La temperatura de este entramado de calles subterráneas, entre 12 y 14 grados, con una humedad relativa constante entre el 85 y el 95%, hacen de éste el lugar idóneo para el proceso.

En Milestii Mici, el 70% de sus botellas contienen vino tinto, el 20% vino blanco y el 10% restante, vino dulce y la mayoría procede de las cosechas de entre 1986 y 1991. Cuentan con producción propia, aunque también compran a otras empresas. Las barricas utilizadas proceden de Francia, Rusia, Ucrania o la propia Moldavia y en ella se almacenan variedades como Chardonnay, Pinot Noir, Cabernet, Merlot o Sauvignon.

Cada año más de 20.000 personas visitan este verdadero laberinto y su, así llamada, “Colección de Oro”, bien en coche, bien en bicicleta, o bien a pie. Una vez dentro se pueden realizar catas o tomar menús especiales para degustar con sus vinos. Todos los visitantes acceden al recinto recibidos por ostentosas fuentes de las que emanan vinos tintos y blancos que caen en copas, y reciben un mapa del inmenso entramado sellado con cera roja, mapa que también aparece en la etiqueta de las botellas que se pueden adquirir allí y cuyos precios oscilan entre  10 y los 500 euros de las más caras (los de las excelentes cosechas de 1973 y 1974). Las calles tienen nombres tan evocadores como los nombres de las distintas variedades de uva y entre sus compradores más ilustres se encuentra la reina Isabel II de Inglaterra, que cada año les encarga 3000 botellas. Por otra parte, hay colecciones privadas de particulares de muy diversos países del mundo.

Mapa de Milestii Mici. Fuente: dreamstime.com

Actualmente, esta inmensa bodega estatal cuenta alrededor de 100 premios y récords en su haber.

BONUS

Y si te quedas con ganas de más, puedes visitar también Cricova, con sus 120 kms de galerías (aunque la cantidad de botellas y de kilómetros en uso es similar a Milestii Mici), la segunda más grande del país. Sus galerías se recorren en carritos similares a los de golf. Como anécdota, se cuenta que allí se perdió durante dos días, en 1966 el astronauta Yuri Gagarin. Asimismo, aquí guardan sus propias botellas Angela Merkel o Vladimir Putin (toda una incongruencia, junto con la celebración allí de su 50º cumpleaños, debido al embargo del que hablábamos).

 

Para más información, puedes visitar:

https://www.milestii-mici.md/en/

https://cricova.md/en/

www.wineofmoldova.com/en/

 

*Foto de portada: “Carreteras” en el interior de Milestii Mici. Fuente: commons.wikimedia.org

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up