Manuel Noriega, el pequeño dictador de Panamá

Noriega fue el dictador militar de Panamá desde 1983 a 1989, durante ese tiempo se dedicó a enriquecerse con el narcotráfico mientras reprimía cualquier manifestación en su contra. Al final, los EEUU invadieron Panamá para derrocarlo.

Manuel Antonio Noriega Moreno nació en 1934 en la ciudad de Panamá, en una familia pobre y criolla. Quedó huérfano joven y fue criado por su madrina.

Desde pequeño fue objeto de burlas por su baja estatura y por las marcas de acné que le marcaron la cara.

Pero Noriega era muy aplicado, y destacó en los estudios.

Se unió a los movimientos anti-EEUU por el Canal de Panamá, floreciendo en él un marcado nacionalismo.

Como no pudo entrar en la universidad al ser mestizo y pobre, se unió al ejército.

En 1962 se graduó como subteniente. Apoyado por el comandante Omar Torrijos, Noriega accedió en la inteligencia militar.

Desde ese puesto de poder se convirtió en la mano derecha de Torrijos, mientras se deshacía de sus oponentes, tanto políticos como militares.

En 1968, Arnulfo Arias fue elegido presidente de Panamá por tercera vez, pero la cúpula militar estaba en su contra. Sólo 11 días después, Torrijos dio un golpe de estado.

Omar Torrijos

Torrijos se convirtió en el dictador militar de Panamá, con Noriega como teniente coronel del G2, la rama de inteligencia del ejército, desde donde consolidó su posición de poder.

Noriega se dedicó a un triple juego, mientras servía a Torrijos era a la vez un informante pagado de EEUU, que tenían un miedo enorme a la aparición de otra dictadura comunista en Sudamérica. Pero también informaba al nuevo régimen de Castro en Cuba.

Llegó a vender información hasta a 10 gobiernos diferentes, que lo hicieron rico y poderoso.

Al final, hasta Torrijos empezó a tenerle miedo.

En 1977 Torrijos consiguió firmar con Jimmy Carter un nuevo contrato por el canal, a cambio de que el gobierno panameño se abriera a la democracia.

Noriega sabía que perdería el poder con la democracia. Pero antes de que pudiera hacer algún movimiento pasó algo inesperado.

Carter y Torrijos

En 1981, el avión de Torrijos se estrelló, matando a todos sus ocupantes. Ahora Noriega tenía abierto el acceso al poder.

En 1983 Noriega se convirtió en el Comandante de la Guardia Nacional, y el líder de facto de Panamá.

Pero el proceso democrático debía continuar, por lo que Noriega buscó a un hombre de paja, y lo encontró en Nicolás Ardito Barletta, que ganó las elecciones gracias a la intervención de Noriega, que alteró los resultados.

Pero Noriega quería más poder y dinero, por lo que convirtió a su país en un narcoestado gracias a un acuerdo con Pablo Escobar. Además permitió usar Panamá para blanquear el dinero de la droga y a la vez permitía el tráfico de armas de EEUU para la Contra de Nicaragua.

Mientras disfrutaba de un estilo de vida ostentoso y derrochador.

Noriega cada vez se ganaba más enemigos y se encontró con la oposición de un líder revolucionario izquierdista, Hugo Spadafora, que le empezó a poner las cosas difíciles. Así que Noriega hizo que lo secuestraran y lo asesinasen decapitándolo en 1985.

Hugo Spadafora

Esto provocó una oleada de cólera e indignación contra Noriega, que provocó que Barletta tuviera que dimitir.

A Noriega se le acumularon los problemas.

Para acceder al poder había hecho un pacto con otro general, Díaz Herrera, y en 1987, este consideraba que ya le tocaba asumir el poder en la sombra. Noriega intentó apartarlo y lo licenció, pero esto solo ocasionó que Díaz Herrera lo denunciara públicamente y lo acusara de la muerte de Spadafora y de Torrijos.

Noriega perdió el control sobre la población, que se manifestó multitudinariamente contra él. Su reacción fue violenta, con muchos heridos y arrestados.

En 1989 hubo nuevas elecciones, y de nuevo Noriega intervino, a pesar de que la victoria parecía inclinarse hacia la oposición, Noriega declaró ganador a su candidato, tambaleando la poca apariencia democrática del estado. Poco después sufrió un intento frustrado de golpe de estado.

EEUU, y su nuevo presidente George Bush, aumentó la presión contra Noriega, pero este se negó a dimitir, desafiando abiertamente al gobierno norteamericano.

En Diciembre de 1989, un ejército de los marines llegó a la ciudad de Panamá para derrocar a Noriega. Empezaba la Operación Causa Justa.

Un M113 estadounidense durante la invasión

Las tropas estadounidenses empezaron a darle caza mientras destruían a sus fuerzas, que poco pudieron hacer para defenderse.

Noriega simplemente se escondió.

En Nochebuena consiguió llegar a la Embajada del Vaticano en Panamá, que fue cercado por los rangers y por una multitud de panameños contrarios a él. Los marines, para hacerle salir, usaron guerra psicológica, durante tres días pusieron heavy metal a todo trapo en unos altavoces enormes, para no dejarle ni dormir.

El 3 de Enero Noriega se entregó.

Noriega detenido

Su dictadura encubierta había durado 6 años.

En 1992 fue juzgado y condenado a 30 años en EEUU por tráfico de drogas, crimen organizado y blanqueo de dinero.

Noriega murió en 2017 en la cárcel en Panamá, donde había sido extraditado en 2011.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up