Los idiomas más raros del mundo

Actualmente, según datos de la ONU, se estima que existen en el mundo algo más de 7.000 idiomas. Pero de esas más de 7.000 lenguas, hay un grupo que, por diversas razones, incluye idiomas que son, o se han convertido en una rareza.

Así que vamos a empezar por aclarar a qué hemos llamado “idioma raro”: Nos referimos a la rareza de una lengua cuando ésta apenas es utilizada, cuando se trata de lenguas aparentemente aisladas (sin parentesco ni origen común conocido con otra(s)), o cuando tiene rasgos que la diferencian en gran medida del resto.

  1. Lenguas al borde de la extinción

En este grupo tenemos el chamicuro, hablado actualmente por 7 personas ancianas de la tribu amazónica del mismo nombre. El resto de la tribu habla español, pero han logrado crear un diccionario con las palabras más comunes, como las que se refieren a animales, por ejemplo mishi (gato).

Con 6 hablantes tenemos el ongota, en Etiopía y el dumitrescu, en Nepal;  con 5, el liki, hablado en un par de islas de Indonesia y, con 4, el njerep de la tribu Mambila de Nigeria.

Sólo 3 personas hablan el chemehuevi, perteneciente a la tribu del mismo nombre que habita en los estados de Arizona y California, en EEUU y, en la remota isla de Vanuatu, a unos 1.000 kilómetros de la costa australiana, únicamente 2 personas hablan el lemerig, idioma del que se cree que llegó a haber hasta cuatro dialectos.

En estado aún más crítico están el kaixana, en Brasil, el taushiro, en Perú y el tanema, en las Islas Salomón, contando los tres con un solo hablante cada uno, por lo que su extinción es inminente.

  1. Lenguas aisladas

Debemos empezar explicando que hay lingüistas detractores de este término, pues consideran que todas las lenguas provienen de una lengua única y común, se hayan encontrado o no parentescos hasta la fecha, mientras que otros, sostienen que hay lenguas nuevas que pueden  surgir espontáneamente.

Palabras en euskera. Fuente: https://gasteizberri.com/2020/02/se-multiplica-por-4-el-numero-de-jovenes-que-en-araba-tienen-el-euskera-como-lengua-materna/

En todo caso, en este segundo grupo, tenemos como ejemplos típicos el coreano y  el euskera, aunque hay investigaciones que han querido relacionar este último con el antiguo aquitano, del que solo quedan restos escritos en antiguas inscripciones romanas.  Asimismo, del taushiro de Perú (del que ya hablamos en el grupo anterior), del tarasco y del huave, ambos de México, del pirahã, lengua indígena de Brasil, del zuñi, en EEUU y del kusunda de Nepal tampoco se han encontrado parientes lingüísticos hasta ahora.

El tartésico, el etrusco o el paleosardo, aunque son lenguas extintas, también son consideradas aisladas por muchos lingüistas, puesto que no se han encontrado pruebas concluyentes que las relacionen lingüísticamente con otras hasta la fecha.

  1. Lenguas diferentes a cualquier otra

De nuevo y, por segunda vez, tenemos que mencionar aquí el pirahã, de Brasil, por estar considerada la lengua  más fácil del mundo, pues no tiene números, colores, oraciones subordinadas, ni tiempos verbales y, por tercera vez, el taushiro, de Perú, pues entre otras rarezas, para decir un número entre 10 y 19, deberás decir “ashintu” (para referirte al 1 de la decena) y representar el segundo número con tus dedos. Usa postposiciones en lugar de preposiciones y las frases se construyen empezando por el verbo, en lugar de por el sujeto.

El jemer, uno de los idiomas oficiales de Camboya, posee el alfabeto más largo del mundo, con 72 letras, de las cuales 32 son vocales. En el lado opuesto está el rotokas de Papúa Nueva Guinea, que solo cuenta con 7 consonantes y 5 vocales.

Y no podemos olvidarnos del xhosa, un idioma bantú cuyas consonantes se pronuncian como chasquidos, prácticamente imposibles de diferenciar para el que no lo conoce.

Además, debemos mencionar en este apartado algunos de los idiomas artificiales más curiosos del mundo, como el minimalista toki pona, que solo cuenta con 120 palabras y que fue desarrollado por la  canadiense Jan Sonja. El klingon, creado por el lingüista Mark Okrand, es otro de ellos; se utilizó como lengua hablada por malévolos guerreros en  Star Trek. Lo increíble es que al parecer, unas 7.000 personas,  según la Modern Language Association de EEUU, en su mayoría fans de la saga, lo hablan , entre ellas  Sheldon Cooper, de “The Big Bang Theory” . Y, por supuesto,no podía faltar el  élfico, creado por el escritor J.R.R. Tolkien para su obra El Señor de los Anillos, y que cuenta con dos dialectos: el sindarin, hablado por los elfos grises, y el noldorin, utilizado por los Altos Elfos Noldor.

Bandera de la micronación del Reino de Talossa. Fuente: www.kingdomoftalossa.net

Otro idioma artificial es el talosano, creado en 1980 por el entonces adolescente americano de 14 años R. Ben Madison para la micronación que el mismo fundó, el Reino de Talossa, en Wisconsin, EEUU. Es una lengua fascinante, que cuenta con 35.000 vocablos en la actualidad y que, aunque se considera una lengua romance, lo cierto es que combina muchas lenguas de las que Madison tenía conocimientos. Él mismo se ocupó de la publicación de un periódico diario en talosano para mantener vivo el idioma, que actualmente cuenta con bastantes estudiosos y amantes de este idioma único.

Lo cierto es que se tiene registro de unas 700 lenguas artificiales hasta la fecha y que existen muchísimos idiomas que, por alguno de los motivos antes expuestos, son una rareza. De hecho, según la ONU, desaparece uno cada dos semanas aproximadamente y, desgraciadamente, con ellos toda una cultura.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up