Los Hermanos Harpe, los primeros asesinos en serie de EEUU

Los hermanos Harpe, Micajah «Big» Harpe y  Wiley «Little» Harpe, fueron dos forajidos y asaltantes que se convirtieron en los primeros asesinos en serie documentados en EEUU.

De los hermanos Harpe antes de los asesinatos poco se sabe. Parece que nacieron en el Condado de Orange, en Carolina del Norte, Micajah sobre 1768 y Wiley en 1770, de padres emigrantes escoceses, o puede que incluso nacieran en Escocia y emigraran posteriormente. Por no saber no se tiene ni muy claro que fueran hermanos.

Pero lo que sí parece más claro, es que como descendientes de escoceses eran leales al rey de Inglaterra y estuvieron en contra de la Guerra de Independencia de EEUU.

Con la guerra iniciada se unieron a un grupo de lealista que se dedicaron a asesinar, violar, secuestrar y robar a todo el que se puso a su alcance.

También participaron en alguna batalla del lado británico durante la guerra.Tras la derrota británica se fueron con los chickamauga cheroke, una escisión de la tribu que se dedicó a hacer una guerra continua contra los estadounidenses.  Estuvieron años viviendo y combatiendo con ellos, incluso participaron en la Batalla de Blue Licks en 1782, la última victoria de los lealista contra los colonos estadounidenses.

Imagen ficticia de los Hermanos Harpe

En 1794, cuando estaba claro que los Chickamauga Cherokee iban a perder, los hermanos Harpe los abandonaron y se marcharon a Knoxville, en Tennessee.

No se supo mucho más de ellos hasta 1797, año en el que comenzarían los asesinatos que los hicieron famosos.

De Knoxville fueron expulsados, acusados de ladrones y asesinos, ya que se creía que habían matado a un hombre, que apareció en el río, con el pecho abierto y el tórax lleno de piedras, este método lo usarían muchas más veces.

Los Harpe huyeron a Kentucky donde dieron rienda suelta a su terrible habilidad. Mataron a un vendedor ambulante para robarle sus cosas y su caballo, a una pareja de viajeros que encontraron, a otro viajero, John Langford, pero el posadero local los pudo identificar por este crimen y fueron arrestados.

Pero al poco tiempo consiguieron escapar, se mandaron partidas en su búsqueda, pero fueron infructuosas, pero los Harpe mataron al hijo de uno de sus perseguidores como represalia.

En el Condado de Logan mataron a un niña, un esclavo y a una familia entera que encontraron durmiendo en un campamento.

Imagen de la película de Harp Brothers.

En 1799 el gobernador de Kentucky puso precio a su cabeza.

Pero los Harpe siguieron matando, al menos a media docena de hombres que se encontraron.  Lo peor de todo es que no viajaban solos, sino que iban con sus tres esposas, Micajah tenía dos, y con sus hijos.

Para entender la atroz ferocidad de los Harpe, Big Harpe mató a su propia hija reventándole la cabeza contra un árbol porque no paraba de llorar.

Durante un tiempo se refugiaron con otros bandidos, la banda de Samuel Mason, que hacía de pirata en el Mississippi. Pero las atrocidades que los Harpe cometían con todos los que cogían hicieron que Mason los echara.

De vuelta por Tennessee, continuaron con su ola de terror y asesinatos. Mataron al menos a otros siete hombres, entre ellos dos niños.

En una de sus paradas, en el Condado de Webster, en Kentucky, en la casa donde se alojaron, mataron a un invitado y al bebé y la esposa del hombre que los había acogido.

Pero cada vez los perseguía más gente a pesar que siguieron con sus asesinatos, y en agosto de 1799, una partida de hombres que los perseguía los encontró  y los emboscó. Entre ellos estaba el padre y esposo del bebé y madre asesinados, Moses Stegall.

Sus perseguidores les pidieron que se rindieran, pero los Harpe intentaron escapar. En el tiroteo, Micajah «Big» Harpe fue alcanzado en la pierna y la espalda, herido de muerte, confesó unos veinte asesinatos. Moses Stegall le cortó la cabeza y la clavó en un cruce de caminos cerca de su casa, donde había matado a su esposa e hijo.

Parque estatal Cave-In-Rock, lugar donde se escondía la Banda de Mason y los Harpe

Wiley «Little» Harpe consiguió escapar y volvió con la banda de Samuel Mason. Pero en 1803 la banda de Mason fue arrestada por los colonos españoles, que los enviaron a Mississippi para ser entregados a los estadounidenses, pero Mason, Harpe y otro hombre, Peter Alston, consiguieron zafarse y escapar. Pero Mason fue alcanzado en la cabeza por un disparo.

Las mujeres de los Harpe fueron detenidas y poco después puestas en libertad, se cree que no estaban con ellos por su propia elección, sino que las habían forzado. Tras esto consiguieron rehacer sus vidas y llevar una existencia normal.

A Harpe y Alston les pareció una idea magnífica llevar la cabeza de Mason a las autoridades para cobrar la recompensa que había sobre él. Pero pronto fueron reconocidos y arrestados, aunque intentaron escapar, fueron nuevamente detenidos y colgados en enero de 1804. Sus cabezas fueron clavadas en estacas como aviso para otros forajidos.

Aunque se le reconocen treinta y nueva asesinatos, se cree que en realidad la cifra supera las cincuenta víctimas de estas dos bestias atroces y terribles.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up