Las personas que usan más las redes sociales son las más desinformados.

Entre los conspiranoicos que abogan por beber cloro y tu vecina del quinto que te habla de aceites esenciales, ahora se ha demostrado que la información falsa sobre las vacunas tiene su nicho en las redes sociales.

 

Una encuesta reciente descubrió que es probable que el 20% de los estadounidenses estén mal informados sobre las vacunas, y que es más probable que hayan encontrado información errónea en línea que no.

En 2019, Estados Unidos fue testigo de su peor brote de sarampión en 25 años, incluso después de ser declarado eliminado en todo el país en 2000. Este fue el momento perfecto para rastrear la información errónea en tiempo real. Entre la primavera y el otoño de 2019, los investigadores del Centro de Política Pública Annenberg de UPenn lanzaron dos encuestas y encontraron que: Durante ese período el 19% de los lugares con  desinformación sobre vacunas cambiaron de manera sustancial, de los cuales, el 64% se había vuelto más desinformado.

El lugar donde se encontró la información también era importante, como en: Aquellos que encontraron información sobre la vacuna contra el sarampión en las redes sociales tenían más probabilidades de estar mal informados que aquellos que la obtuvieron en los medios tradicionales.

El equipo detrás de la encuesta señaló que sus resultados solo muestran correlación, no causalidad. Sus hallazgos sugieren que «aumentar la gran cantidad de contenido pro-vacunación en medios de todo tipo puede ser valioso a largo plazo».

A medida que Facebook, Twitter, Instagram y otros luchan contra la información errónea en sus plataformas, la pregunta sigue siendo: ¿Sus acciones por sí solas serán suficientes para dar a las personas la información correcta?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up