La vida moderna en Octubre (especial Halloween)

Aunque tenemos en la recámara algunas novedades muy bizarras, nos vamos a esperar a Noviembre para contároslas. ¡Noooo! ¿Y eso? ¿¿Por quéee?? Pues porque Halloween está a la vuelta de la esquina y hemos encontrado puras joyas para que podáis disfrutarlo. Viva el Samaín! 🙂

LENTILLAS TERRORÍFICAS

¿Hay algo peor que tener los ojos azules y que ni caso te hagan en First Dates? Pues tener los ojos violetas, apellidarte Targaryen y que nadie se acuerde de ello al caracterizar a la actriz que te interprete en la ya-sabemos-cual serie. ¡Pero esto nunca te pasará si tienes los ojos blancos! “Adopta fácilmente el papel de tus héroes cinematográficos e impresiona a amigos y desconocidos en cualquier evento de disfraces”. Ese héroe cinematográfico, ESE, puedes ser tú. ¿Te imaginas? Pues con estas lentillas podrás conseguirlo.

MÁSCARA ASQUEROSA

También puedes impresionar bastante con una máscara lo suficientemente asquerosa. Pero… suficiente suficiente? Sí, con su ojo caído, su cara medio-quemada, sin nariz… no mola ni el gorro que lleva. Lo que no nos queda claro es si se puede ver con ella (en la foto aparece un resquicio de ojo), pero ¿a quién le importa ver a la gente? ¡si nadie va a querer acercarse a ti! La puedes comprar aquí.

Pero si eres un nostálgico y ves Stranger Things porque ya no puedes ver los Goonies sin recitar su guión inconscientemente, te recomendamos esta otra máscara. Ainssss TODOS HEMOS SHIPPEADO CON GORDI Y SLOTH.

DISFRACES NO COSIFICANTES

Pues sí, porque que la gracia de un disfraz sea la cantidad de carne que enseñas es ya muy de los 2000. Si hasta Margot Robbie ha bajado el nivel de sus outfits para Birds of Prey. Aquí podéis encontrar su chaqueta, aunque como no conocemos esa tienda no sabemos si funciona bien o no.

Por si acaso, os dejamos otras dos opciones: una camisa hawaiana (o más bien halloweeniana) y una chaqueta decimonónica bien elegantona. ¡No me digáis que nos os las podríais poner hasta para ir al trabajo!

COMPLEMENTOS: TU PERRO Y TU CASA

Tenemos los ojos, la máscara, la ropa… sólo nos falta vestir a tu mascota y decorar tu casa: te proponemos disfrazar a tu perro de león (¡un canino-felino! OMG, cómo no se nos habría ocurrido antes) y poner en medio del salón un agujero ficticio para cuando llegues bolinga de la fiesta y se te haya olvidado que está ahí, verás qué momentazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *