La vida moderna en Enero

¡Feliz año nuevo! Llega nuestra entrega mensual de novedades modernas y extravagantes, para que cotilleéis o, incluso, compréis. Gastronomía, moda, música, decoración, experiencias o incluso vocabulario… ¿qué tocará este mes?

ACTITUD

Si durante los años de la crisis en España tuvimos que leer frases tan indignantes como «¡Sonríe! La vida mola» o «La felicidad se escribe con una gran sonrisa», en 2020 (y ya desde hace unos meses) eso ya no es un must. De hecho, es todo lo contrario: sonreir como cosa boba se considerará una estupidez. Es más: cada vez hay más celebrities que reivindican no tener por qué sonreir en los photo calls ni en cada imagen que se publica de ellas. Y de esto saben mucho las gemelas Olsen, que llevan desde el fin de su adolescencia negándose a posar sonriendo, ¿quizás quedaron hartitas de su paso por Padres Forzosos?

 

CONDONES DELUX

Sí, la palabra delux en un producto está tan out como sonreir: desde que Eroski la emplea por doquier, nos da cosita equiparar unos espaguetis con un bolso de Prada. Pero era una tentación usarla en este contexto, porque se mezclan dos items aparentemente contradictorios: un producto del día a día con una marca de lujo, lo que viene a ser un resultado muy delux. El producto del día a día (para unos más que para otros, y que sí es un must es las relaciones sexuales) es un condón. Y la marca de lujo es Saint Laurent. Y lo mejor, su precio: 2€. Asequible y muy trendy. Su envoltorio tiene diferentes estampados (animal print de leopardo o de cebra, cuadros y corazones…) y el color de las letras del logo varía entre el blanco, el dorado y el negro. Lo malo: sólo se venden en su tienda parisina de Rive Droite.

AIRBNB UN POCO LOCO

Las casas singulares que se ofrecen en Airbnb son un filón muy moderno de los últimos años. Cabañas en los árboles, contenedores de transporte de mercancías, castillos medievales, burbujas… y casas temáticas. Hoy os pasamos el enlace de una casa del último tipo. Y es que los dueños de esta mansión en Malibú lo tuvieron claro: si es Malibú, tiene que ser Barbie, así que se la cedieron a la marca para que la promocionara con motivo del 60 aniversario de la muñeca. Lo malo: se han agotado las estancias y ya no está disponible…

 

MEDUSILICIOUS

Se conoce que las medusas se han puesto de moda como alimento, ya que se ha demostrado que son muy nutritivas y su textura es similar a la de las ostras. «Contienen colágeno (que actúa como antioxidante y antiinflamatorio), microalgas (altas en omega 3 y omega 6), y, por si fuera poco, contienen una baja cantidad de calorías ya que su cuerpo está compuesto por un 98% de agua». ¡Pero no se acaban aquí sus ventajas! Si te las comes, ayudas a restaurar el equilibrio ambiental, ya que su proliferación excesiva está acabando con muchas vidas marinas y han sido la causa del descenso que se ha registrado en poblaciones de peces en el Mediterráneo y el Mar Negro.

 

KÖPSKAM

Aunque parezca el nombre de una silla de IKEA, este vocablo resulta muy interesante. Sí, es sueco. Pero no, no tiene nada que ver con el consumismo feroz de muebles baratos. Todo lo contrario: simboliza la vergüenza por comprar más ropa de la que necesitamos. Según los datos que aporta Trendencias, en occidente sólo usamos una media de 7 veces cada prenda que nos compramos. Ya hemos hablado a menudo del alto coste ambiental del fast fashion, así que… ¿no va siendo el momento de empezar a sentir köpskam y cambiar de hábitos? En este post os dimos algunas ideas: Del fast-fashion… a la moda especial, duradera, intercambiable o eco

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up