La Primera Guerra Berberisca

También conocida como Guerra de Trípoli. Enfrentó a EEUU con los piratas berberiscos que asolaban el Mediterráneo occidental.

Desde el siglo XVI, la piratería era un negocio rentable para los estados musulmanes mediterráneos. Llevaban siglos capturando y vendiendo como esclavos o pidiendo rescates por miles y miles de marineros de los países occidentales.

En general los estados occidentales solían defender sus activos a base de imponer su poder militar o bien a base de sobornos y tributos.

Y el floreciente EEUU empezó a hacer comercio en el Mediterráneo. En 1784, pocos años después de su independencia, unos piratas marroquíes y argelinos capturaron el bergantín Betsey.

España asesoró a EEUU, nuevo en estos menesteres, como debía proceder para conseguir liberar a sus marineros.

Thomas Jefferson, en ese momento Ministro de EEUU en Francia, envió representantes que firmaron tratados con Marruecos para evitar más ataques piratas. El problema fue que Argelia no aceptó las condiciones.

Thomas Jefferson en la época, cuadro de Mather Brown

Al año siguiente, piratas argelinos capturaron dos barcos americanos, las goletas María y Dauphin, y pidieron una suma exagerada por su liberación.

Las negociaciones, encabezadas por Thomas Jefferson y John Adams, se dilataron 10 años, tiempo que los marineros pasaron esclavizados.

El acuerdo se selló en más de 1 millón de dólares por los 125 marineros apresados. Además de 1 millón más durante los siguientes 15 años para evitar más ataques. Una cifra devastadora para la economía de EEUU, aún reponiéndose de la Guerra de Independencia.

Escarmentados, en 1798 se creó el Departamento de Marina de EEUU para evitar el problema en el futuro. En 1801, cuándo Jefferson ganó la presidencia, el poder naval estadounidense era lo suficientemente grande para negarse a pagar más tributos.

El bajá de Trípoli, Yusuf Karamanli, ordenó la vuelta a la piratería contra los barcos estadounidenses.

Jefferson, ahora seguro de su poder naval, mandó una pequeña flota para proteger a sus barcos comerciales, y se alió con Suecia, que se encontraba allí por la misma razón.  Durante los dos siguientes años mantuvieron un bloqueo al puerto de Trípoli usando sus mejores barcos.

El USS Enterprise atacando al barco pirata Trípoli

Pero en octubre de 1803, uno de sus barcos, el USS Philadephia, encalló cerca del puerto de Trípoli. Fue atacado y tomado por sus enemigos y usado como batería contras los estadounidenses al no poder ser desencallado de su posición.

Unos meses después, un pequeño destacamento de tropas americanas atacó al Philadephia, echaron a los tripolitanos y le prendieron fuego para que no pudiera ser utilizado.

Tras numerosas escaramuzas y ataques en el mar, la solución del conflicto vino por tierra. En 1805, un destacamento de marines, respaldado por un pequeño ejército de mercenarios, tomó la ciudad tripolitana de Derna, forzando a empezar las negociaciones de paz.

A Yusuf Karamanli no le quedó más remedio que aceptar las condiciones de paz marcadas por los EEUU, entregando a todos sus rehenes, aún así se llevó una compensación económica en el intercambio al tener él más rehenes que los americanos.

El Monumento de Trípoli, el monumento militar más antiguo de los Estados Unidos

Aunque el problema de la piratería no estaba del todo resuelto, la guerra con Trípoli sirvió para probar la eficacia del Cuerpo de marines, que a partir de ese momento se convirtió en parte esencial del ejército de los EEUU.

 

 

*La portada es un cuadro de Edward Moran que recoge el momento en el que el USS Philadephia es prendido fuego.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up