La Dama de Cádiz, que parece que no lo era tanto

En 1980, tras un siglo de búsqueda, apareció la llamada Dama de Cádiz, un sarcófago femenino fenicio que se buscaba desde que había aparecido casi un siglo antes uno masculino. Su hallazgo, el destino del sarcófago masculino y lo que se descubrió que había dentro al final es una historia digna de contar.

En 1887 se descubrió en Cádiz la Necrópolis de la Punta de la Vaca, un complejo de enterramientos fenicio-púnicos. El descubrimiento, como pasa muchas veces en estos casos, fue completamente fortuito en unas obras  para la Exposición Marítima Internacional que iba a albergar la ciudad.

Hay que tener en cuenta que Cádiz es un lugar que lleva habitado desde hace algo más de 3000 años de forma continua, por lo que la probabilidad de encontrar cosas al excavar es bastante alta, pero es muy difícil encontrar las cosas más antiguas, aún así el descubrimiento fue toda una sorpresa, sobre todo por lo que se encontraría en él.

En la excavación se encontraron una serie de tumbas subterráneas con restos de ajuar y algunos restos humanos. Pero lo que más llamó la atención fue un sarcófago de mármol con forma de figura masculina. 

Fotografía del sarcófago recién descubierta hecha por Rafael Rocafull y Monfort.

El sarcófago en cuestión estaba formado por dos piezas, con el hueco interior para el cadáver, la pieza más importante es la superior, la tapa, donde estaba labrada la figura de un hombre barbudo, con sus brazos y pies con una gran calidad.

El descubrimiento fue tan importante, hasta la fecha no se había encontrado nada así en la zona, que el sarcófago pasó a ser una de las piezas estrella del Museo de Cádiz y la primera de la sección arqueológica.

Pero había alguien que no estaba satisfecho con lo encontrado, y ese era el arqueólogo Pelayo Quintero Atauri, un reputado arqueólogo de finales del siglo XIX y principios del XX, que había trabajado en diversas excavaciones, museos y universidades, y que terminó siendo nombrado director del Museo de Cádiz.

Busto de Pelayo Quintero Atauri en Uclés, su ciudad natal.
https://commons.wikimedia.org/

Atauri tenía la teoría de que si había aparecido un sarcófago masculino tenía que tener una pareja femenina en alguna parte. Se pasó años buscándola pero no encontró nada, muriendo en Tetuán en 1946.

Durante muchos más años no se encontró nada más, e incluso los pocos restos existentes desaparecieron en la Explosión del polvorín de la Armada de Cádiz en 1947, una enorme explosión que se llevó por delante un trozo de ciudad y muchas vidas.

El tema quedó ahí hasta 1980, durante unas obras en la calle Ruíz de Alda, a un kilómetro de la desaparecida necrópolis, en unas obras para construir una nueva vivienda en una antigua casa apareció un nuevo sarcófago, nada menos que el sarcófago femenino que Atauri predijo que tenía que existir.

El sarcófago como se encontró. https://www.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/el-sarcofago-de-la-dama-de-cadiz-revive-su-historia_JOr93gAKz7dlC4JjmndEI6/

La casualidad quiso que el patio de la casa donde apareció fuera en el pasado la casa donde vivió el propio Atauri. Jamás pudo llegar a saber que lo que más buscaba estaba apenas a un palmo de distancia de él.

Rápidamente el Museo de Cádiz se hizo cargo del sarcófago y comenzó su estudio y conservación.

La Dama de Cádiz, como así se le llamó, es un sarcófago donde en la tapa superior está esculpida una figura femenina, con los brazos y los pies tallados de forma exquisita.

Tanto el sarcófago masculino como el femenino datan del siglo V a.c. y es muy probable que se realizaran en el actual Líbano, en la ciudad de Sidón, en el otro lado del Mediterráneo y traídas hasta Cádiz para ser usadas como tumbas. Lo que indica no sólo la capacidad comercial fenicia, sino la importancia de la ciudad para importar este tipo de objetos de lujo.

Los dos sarcófagos en la actualidad. https://turismo.cadiz.es/es/rutas-y-visitas-en-cadiz/museo-de-c%C3%A1diz

Pero al sarcófago aún quedaba una sorpresa que dar. En el estudio de los restos de la Dama de Cádiz se detectó algo sorprendente, en el sarcófago reposan los restos de un hombre, los estudios, finalizados en 2020 dejan claro que era un hombre, pero desgraciadamente, de momento, no se puede saber si los restos son de la época del sarcófago o de una reutilización posterior.

¿Y el sarcófago masculino? Su historia desde que se descubrió hace más de un siglo ha dejado también anécdotas. Desde su descubrimiento fue trasladado hasta 5 veces antes de quedar instalado en el Museo de Cádiz, quedando los restos dañados por ello, tanto que a principios del siglo XX fueron sustituidos de forma sibilina por otros, casualmente femeninos, perdiéndose para siempre la posibilidad de estudiar profundamente los restos originales.

Y así, a día de hoy, se sabe que la Dama de Cádiz alberga un esqueleto masculino y su homólogo masculino lleva en su interior uno femenino.

 

BIBLIOGRAFÍA:

https://www.elespanol.com/mujer/mujeres-historia/20201002/cae-mitos-arqueologicos-fenicios-dama-cadiz-hombre/525198139_0.html

https://elpais.com/cultura/2021-06-30/cambiazo-de-esqueleto-en-el-museo-de-cadiz.html

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up