La contaminación lumínica acabará con los insectos

Estos días Vigo está siendo famoso y envidiado, según su alcalde, por el mundo entero. Todo esto gracias a su iluminación navideña no apta para epilépticos.

Este alumbrado sin lugar a dudas atrae turismo lo que genera dinero en la localidad, pero. ¿ Alguien en el ayuntamiento se ha planteado la idea de la contaminación lumínica a la cual va a estar sometida Vigo durante aproximadamente dos meses?

Contaminación lumínica.

Consiste en el brillo del cielo nocturno producido por la mala calidad del alumbrado de nuestras ciudades. Esto significa que enviamos la luz hacia arriba en vez de enviarla hacia el suelo, donde realmente se necesita.

Para los insectos supone, por ejemplo, la muerte de las polillas atraídas por la luz hasta ocultar las señales de apareamiento de las luciérnagas.

«Creemos firmemente que la luz artificial por la noche, en combinación con la pérdida de hábitat, la contaminación química, las especies invasoras y el cambio climático, está impulsando la disminución de insectos», concluyeron los científicos después de evaluar más de 150 estudios. «Aquí postulamos que la luz artificial en la noche es otro portador importante, pero a menudo pasado por alto, del apocalipsis del insecto».

Ya se han reportado colapsos de la población de insectos en Alemania y Puerto Rico, y la primera revisión científica global, publicada en febrero, dijo que las caídas generalizadas amenazan con causar un «colapso catastrófico de los ecosistemas».

Se cree que hay millones de especies de insectos, la mayoría aún desconocidas para la ciencia, y aproximadamente la mitad son nocturnas. Aquellos activos durante el día también pueden ser molestados por la luz de la noche cuando están en reposo.

El análisis, publicado en la revista Biological Conservation, señala que la luz ha sido utilizada deliberadamente por los agricultores durante mucho tiempo para suprimir los insectos. Pero a medida que la infraestructura humana se ha expandido y el coste de la iluminación ha disminuido, la contaminación lumínica ha llegado a afectar a una cuarta parte de la superficie terrestre del mundo.

Sin embargo, la contaminación lumínica fue la amenaza más fácil para todos los insectos.

“Una vez que apagas una luz, se va. No tiene que ir a limpiar, como lo hace con la mayoría de los contaminantes. No digo que debamos deshacernos de la luz por la noche, creo que solo debemos usarla con prudencia ”.

Simplemente apagar las luces que no son necesarias es la acción más obvia mientras que hacer que las luces se activen por movimiento también reduce la contaminación lumínica. Es importante sombrear las luces para que solo se ilumine el área necesaria, al igual que evitar las luces azul-blancas, que interfieren con los ritmos diarios y así ayudar a minimizar esta destrucción.

Así que aún encantándonos ese alumbrado navideño también nos encantaría una ciudad amiga del medioambiente incluso en las fiestas navideñas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up