La conquista normanda de Inglaterra

En el año 1066, con la victoria en la Batalla de Hastings, Guillermo de Normandía se convirtió en el nuevo rey de Inglaterra, comenzando un nuevo periodo de enormes cambios en la isla.

En Inglaterra llevaban gobernando los anglosajones desde poco después de la caída del Imperio Romano. En los últimos años habían sobrevivido a los años de invasión vikingos con bastante éxito.

Pero las cosas iban a cambiar tras la muerte sin hijos de Eduardo el Confesor. Harold Godwinson, conde de Wessex, cuñado del rey, se hizo con el poder y  fue nombrado rey como Harold II.

Pero las aspiraciones de Harold Godwinson no fueron bien recibidas por dos potencias extranjeras con mucho que decir.

Harold Godwinson siendo elegido rey

Por un lado estaba el vikingo Harald Hardrada, rey de Noruega, que quería volver a tomar Inglaterra como habían hecho hace menos de 100 años sus antepasados y convertirse en el mayor vikingo de la historia.

Por el otro estaba el Conde Guillermo II de Normandía, descendiente de vikingos, hijo ilegítimo, había heredado el condado, convirtiéndolo en una perfecta máquina de guerra.

Guillermo sostenía que el rey Eduardo le había prometido el trono inglés hace años, además de que propio Harold Godwinson lo había confirmado.

Para Harold II pronto empezaron los problemas, tras una revuelta de noble tuvo que echar del país a su hermano Tostig Godwinson y este buscó vengarse aliándose con sus enemigos, primero visitó a Guillermo, que no le hizo mucho caso y más tarde a Harald Hardrada.

Tostig Godwinson lanzó un fallido ataque en solitario que fue rápidamente sofocado, refugiándose en Escocia.

Guillermo, que contaba con el apoyo papal, reunió un ejército de unos 10000 hombres. Pero cuando ya estaba todo dispuesto para salir, los vientos que cruzan el Canal de la Mancha empezaron a soplar en dirección contraria, haciendo imposible que se pudieran hacer a la mar.

Tras semanas de espera Harold II decidió desmovilizar a su ejército, para enterarse poco después de que los vikingos de Harald Hardrada habían desembarcado en el norte con 15000 vikingos y 300 barcos, a los que se unió Tostig Godwinson.

Al rey Harold II no le quedó más remedio que reunir a su ejército a toda prisa y marchar al norte.

Mientras tanto los vikingos tomaron York tras sangrientos combates y siguieron avanzando hacia el sur.

Pero no contaron con la rapidez con la que Harold II consiguió llegar al norte, que sorprendió al ejército vikingo descansando en Stamford Bridge.

Miniatura medieval de la Batalla de Stamford Bridge

La Batalla de Stamford Bridge fue una enorme derrota vikinga, cogidos por sorpresa tuvieron que defenderse como pudieron del ataque anglosajón.

A pesar de momentos legendarios, como el del vikingo berserker que detuvo en solitario al ejército enemigo en el pequeño puente hasta que consiguieron matarlo, los anglosajones pronto superaron a los vikingos, sobre todo tras la muerte de Harald Hardrada tras recibir un flechazo en el cuello. Tostig Godwinson fue decapitado por su hermano.

El rey Harold II había desarticulado la invasión vikinga, pero no tuvo tiempo a celebrarlo.

Por fin el viento cambió en el Canal, y Guillermo partió con su ejército, uno de los mejores de Europa, a tomar lo que creía suyo.

Guillermo I el Conquistador

El ejército de Guillermo desembarcó en Sussex y se hizo fuerte en la localidad de Hastings, donde esperaron al rey inglés mientras saqueaban las zonas cercanas. Este tuvo que bajar en marchas forzadas al sur con un ejército mermado.

La Batalla de Hastings supuso la victoria para los normandos. A pesar de que contaban con unas fuerzas parejas, la poderosa caballería normanda supuso una ventaja insalvable. Harold II murió durante la batalla, posiblemente de un flechazo en la cabeza, y su ejército aguantó poco más.

Y Guillermo quedó como único pretendiente al trono inglés, ahora vacío. Hacía sólo 10 meses que Harold II había sido nombrado rey.

A pesar de eso, los normandos tardarían hasta el 1071 en pacificar el reino y vencer todos los focos de resistencia. Como Guillermo I de Inglaterra, el rey empezó un proceso de cambio, una nueva élite social empezó a mandar, con un idioma propio que se mezcló con el inglés antiguo y otros muchos cambios sociales que cambiaron a Inglaterra.

 

 

*La portada es un cuadro sobre la Batalla de Stamford Bridge, con la muerte de Harald Hardrada, de Peter Nicolai Arbo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *