Kowloom, la ciudad sin ley (ni espacio)

La ciudad amurallada de Kowloom fue una anárquica y extraña ciudad nacida cerca de Hong Kong que se convirtió en un hervidero de gente y delincuencia durante los años que duró el gobierno británico de Hong Kong.

Kowloom nació como un puesto avanzado, una pequeña fortaleza, para asegurar el control de la zona durante la Dinastía Song (960-1271), sobrevivió a los siglos siempre ocupada por muy poco personal militar, pero tras el pacto entre China y Gran Bretaña en 1898 para la cesión de Hong Kong por 99 años, Kowloom, aunque china, quedó rodeada por territorio británico, pero siendo posteriormente abandonada por los propios chinos, al final, Hong Kong se hizo cargo, demoliendo parte de los viejos edificios, siendo los japoneses, durante la ocupación en la Segunda Guerra Mundial, quien demolería sus murallas, dejando a penas unos pocos edificios. Tras la Guerra Civil China y la posterior Revolución Maoísta, la ciudad fue reclamada, pero realmente quedó en tierra de nadie, ni a los chinos, la ciudad estaba llena de disidentes, ni a los británicos, les apetecía hacerse cargo de  un lugar que no daba ningún beneficio.

La ciudad en 1930

A partir de la década de 1950 la ciudad empezó a crecer sin control, llegando a las 17000 personas, pero en un espacio muy limitado, nunca llegó a sobrepasar los 0.028 km2, como un pueblo pequeñito.  Sin gobierno, el control de la ciudad pasó a manos de las mafias chinas, las triadas, convirtiéndose la ciudad en un refugio para la delincuencia y las drogas, llenándose de burdeles, salas de juego y fumaderos. Aunque se estimó que Hong Kong tenía jurisdicción sobre Kowloom, pocos policías se atrevían a entrar en ella.

A Kowloom se la dividieron 14K y Sun Yee On, dos de las triadas más importantes del mundo y enemigos acérrimos mientras la ciudad seguía creciendo en delincuencia y habitantes, llegando a las 30000 personas desde 1960 a principios de los años 80, para albergar a la población cada vez se construyeron pisos y más pisos sobre los ya existentes, llegando a unos precarios 13 o 14 pisos, no pudiendo aumentar más por culpa de la cercanía al aeropuerto hongkonés de Kai Tak que estaba sólo a 800 metros, ya que los aviones pasaban justo por encima y muy bajito. Así que, además de delincuencia y drogas, hay que añadir una enorme precariedad a todos los niveles sanitarios. En muchos lugares la calle jamás era iluminada por el sol por culpa de los enormes edificios malamente  construidos.

La ciudad en sus últimos años

Al final Hong Kong se hartó de Kowloom, era un vecino demasiado molesto, y con la ayuda china se empezó un plan para acabar con las triadas, a partir de 1973 y hasta 1983 se realizaron miles de redadas y detenciones hasta que cayeron la gran mayoría de los delincuentes de la ciudad, hay que tener en cuenta que, en general, la propia población de Kowloom ayudó a las autoridades, harta de tantos excesos.

Pero la calidad de vida de la ciudad solo empeoraba,  por lo que Gran Bretaña y China decidieron ponerle fin y sólo había una solución. En 1987 se llegó al acuerdo de derribar toda la ciudad y reubicar a sus 33000 habitantes, Kowloom era el lugar del mundo con mayor densidad de población. Para 1994 la ciudad ya había sido enteramente evacuada y demolida.

Una parte del parque en la actualidad

Toda el área de la ciudad fue reaprovechada para crear algo más bonito, creándose el Kowloon Walled City Park, un hermoso y enorme parque lleno de senderos y donde se encuentran aún algunos de los restos de algunas edificaciones de la vieja Kowloom.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *