James Douglas, el gran Señor de la guerra escocés

James Douglas fue uno de los más destacados seguidores de Robert Bruce en su lucha contra Inglaterra para reclamar el trono inglés. Tan fiel y leal que siempre, hasta el final, estuvo al lado de su rey.

Nacido en 1286, hijo de William Douglas el Bravo, Señor de Douglas, uno de los nobles escoceses que estuvieron al lado de William Wallace y Robert Bruce en el inicio de la Guerra de Independencia de Escocia.

Como su padre acabó en la Torre de Londres, donde moriría, y sus tierras confiscadas por Eduardo I, James fue enviado a París para refugiarlo mientras no fue adulto.

Cuando James volvió a Escocia la situación era bastante precaria tanto para él, ya que era poco más que un forajido sin tierras, como para Robert Bruce, que no le iba mucho mejor.

Robert Bruce mató a su principal rival al futuro trono escocés, John Comyn, en la iglesia de Greyfriars, tras engañarlo para que viniese a parlamentar. Tras eso fue excomulgado, y aunque se coronó rey, tuvo que huir a la Isla de Rathlin, derrotado y perseguido por Eduardo I.

Una representación victoriana de Sir James (tercero desde la izquierda) y otros líderes de las Guerras de Independencia por William Hole. https://commons.wikimedia.org/

Pero las cosas para Bruce y Douglas cambiarían a partir de la muerte de Eduardo I y la subida al trono de su débil hijo, Eduardo II, en 1307.

Douglas, apoyado por Bruce, empezó a guerrear para recuperar los territorios de su familia, Douglasdale, entregados por Eduardo I a Robert de Clifford. Durante un tiempo estuvo atacando aquí y allá, intentando desestabilizar al enemigo en una guerra de guerrillas.

Pero en el Domingo de Ramos de 1307, él y sus hombres, ayudados por campesinos y antiguos siervos de su padre, entraron en el Castillo de Douglas y atacaron a la guardia inglesa que se encontraba en misa, fue una auténtica carnicería que dejaron claras sin intenciones.

Después ayudó a Robert Bruce a seguir ganando batallas para consolidar su idea de una Escocia independiente.

A Douglas se le conoció tanto como por Douglas el Negro, por su color de pelo, como por Douglas el Bueno, por sus súbditos.

En 1310, Eduardo II mandó un nuevo ejército contra Escocia. Pero los escoceses siguieron con su guerra de guerrillas, ante la desesperación de los ingleses, que cada vez perdían más terreno.

Tras varias pequeñas victorias, Robert Bruce decidió presentar batalla contra Eduardo II en 1314, en la Batalla de Bannockburn, en la que, a pesar de estar en franca inferioridad, los escoceses derrotaron completamente al ejército inglés. Douglas destacó como uno de los principales líderes durante el combate. Esta victoria supuso el repliegue inglés en casi toda la frontera escocesa.

Robert Bruce arengando a sus tropas antes de la Batalla de Bannockburn, pro Edmund Blair Leighton. https://commons.wikimedia.org/

A partir de este momento Douglas se dedicaría a la guerra de frontera, ocasionando graves daños a los ingleses, y defendiéndola cuando Robert Bruce y su hermano intentaron tomar Irlanda.

Cuando Edward Bruce murió en 1318, Douglas y Thomas Randolph, Conde Moray, se convierten en los Guardianes de Escocia, el más prestigioso cargo político y militar escocés.

Eduardo II volvió a intentar tomar Escocia, pero fracasó estrepitosamente en todas las ocasiones, de nuevo Douglas fue uno de los militares más destacados. La derrota inglesa en la Batalla de Old Byland en 1322 supuso el revés definitivo para Eduardo II, que murió unos años después en una conjura palaciega, mermada su autoridad en parte por estas derrotas.

En 1327 los ingleses lo volvieron a intentar, esta vez con el joven Eduardo III al frente. En la Batalla de Stanhope Park, el ejército escocés que acaudillaba el propio Douglas ganó y él a punto estuvo este de capturar al rey inglés, que escapó por muy poco mientras su ejército era derrotado.

Tras esto los ingleses aceptaron la independencia de Escocia.

Pero en 1329 el rey escocés Robert Bruce murió, y una de sus últimas voluntades fue que su corazón se enterrara en Tierra Santa, y fue Douglas el elegido para esa misión.

Al parecer, Bruce estaba bastante atormentado por el hecho de ganarse el infierno por haber matado tantos años atrás a su rival en una iglesia y ser excomulgado, por eso había prometido ir a la siguiente cruzada, pero al no poder hacerlo, decidió que al menos su corazón fuese allí como expiación.

Douglas partió con un pequeño grupo, en el que había al menos siete caballeros, con él llevando el corazón en un relicario que llevaba al cuello.

Aaron Taylor-johnson como James DOuglas en la película de Netflix El rey proscrito (Como la foto de portada)

Cuando llegaron al continente, en Brujas, tuvo que tomar la decisión de por donde ir hasta Jerusalén, pero llegó a sus oídos las súplicas del rey castellano Alfonso XI, que buscaba caballeros para luchar contra los musulmanes. A Douglas y los suyos les pareció bien ir hasta allí a luchar llevando el corazón del rey con ellos para después seguir su viaje al este.

Partieron en barco y llegaron posiblemente a A Coruña, desde donde visitaron Santiago de Compostela para bajar desde allí hasta Sevilla, donde estaba el rey castellano.

Alfonso XI le ofreció todo tipo de tesoros y mercedes para que se uniese a él en la lucha, pero Douglas lo rechazó, diciendo que combatiría gratis, puede que como parte de la expiación necesaria para su antiguo señor.

En 1330, Douglas y los suyos participaron en el asedio a la Fortaleza de Teba, en Málaga, controlada por el reino nazarí de Granada.

Durante el combate, en el que Douglas y los escoceses destacaron en la lucha, uno de los caballeros, sir Willian Sinclair, cayó en la vieja trampa mora del tornafuye, muy habitual en la época pero que ellos desconocían, que no era otra cosa que simular una huida para que el enemigo se adelantase al seguir atacando y rodearlo para acabar con él. Cuando Douglas se dio cuenta intentó ayudar a su compañero, siendo él mismo rodeado por los enemigos.

Tanto Douglas como la gran mayoría de los escoceses murieron ese día. Al acabar la batalla con victoria castellana, los pocos supervivientes escoceses encontraron el cuerpo de Douglas, y el relicario con el corazón de Bruce.

Como la misión ya no se podía llevar a cabo, los supervivientes decidieron volver con los restos de Douglas y los otros caídos y el corazón.

Douglas fue enterrado en el panteón familiar en la abadía de Santa Brígida de Kildare. Al escudo familiar de los Douglas se le añadirá un corazón para glorificar el intento de cumplir la última voluntad de su rey.

Escudo de armas de los Douglas tras James Douglas https://commons.wikimedia.org/

BIBLIOGRAFÍA: Cachito, cachito mío de Miguel Ángel Ordoñez.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up