El primer transplante de un ojo biónico podría ocurrir pronto

Un equipo de investigadores de la Universidad de Monash en Melbourne, Australia, ha construido un dispositivo biónico que, según dicen, puede restaurar la visión de los ciegos a través de un implante cerebral.

 

El equipo se está preparando ahora para lo que, según ellos, será el primer ensayo clínico en humanos de un ojo biónico  y está solicitando financiación adicional para fabricarlo finalmente a escala mundial.

La esencia del dispositivo es la de un teléfono inteligente combinada con microelectrodos implantados en el cerebro, como informa TechCrunch.

El «sistema de visión biónica de Gennaris», un proyecto que lleva más de diez años en desarrollo, evita los nervios ópticos dañados para permitir que las señales se transmitan desde la retina al centro de visión del cerebro.

El sistema está compuesto por una cámara y un transmisor inalámbrico. Una unidad de procesador se encarga de procesar los datos, mientras que un conjunto de mosaicos implantados dentro del cerebro entregan las señales.

“Nuestro diseño crea un patrón visual a partir de combinaciones de hasta 172 puntos de luz (fosfenos) que proporciona información para que el individuo navegue en ambientes interiores y exteriores, y reconozca la presencia de personas y objetos a su alrededor”, Arthur Lowery, profesor de Monash Departamento de Ingeniería de Sistemas Eléctricos e Informáticos de la Universidad, dijo en un comunicado.

Los investigadores también esperan adaptar el sistema para ayudar a las personas con afecciones neurológicas intratables, como la parálisis de las extremidades, a recuperar el movimiento.

Un ensayo en julio mostró que la matriz de Gennaris se pudo trasplantar de manera segura en el cerebro de tres ovejas utilizando un insertador neumático, con un acumulado de 2.700 horas de estimulación que no causó ningún efecto adverso para la salud.

«Con una inversión adicional, podremos fabricar estos implantes corticales aquí en Australia a la escala necesaria para progresar a los ensayos en humanos», dijo Marcello Rosa, profesor de fisiología en Monash y miembro de MVG, en el comunicado.

Hay en marcha varios proyectos del estilo a los qué estaremos atentos para contaros novedades en este campo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up