El cambio climático podría ocasionarnos fallos en nuestros órganos.

En los próximos años, el cambio climático calentará tanto algunas partes del mundo que el simple hecho de trabajar al aire libre podría poner en peligro la vida.

 

Nuevos modelos sugieren que, a menos que se controlen los gases de efecto invernadero, millones de personas, especialmente en los países en desarrollo, estarán expuestas a temperaturas peligrosas que podrían causar estrés por calor, una condición peligrosa que puede provocar fallo de sus órganos, informa BBC News.

Desafortunadamente, encender el aire acondicionado no es una opción en muchos países en desarrollo, solo empeora, según un informe no relacionado de la ONU publicado hace unos días.

«Si tratamos de enfriar mal, nos cocinamos a nosotros mismos», dijo Gabrielle Dreyfus, gerente del programa de eficiencia fría en el Instituto de Gobernanza y Desarrollo Sostenible, en una llamada de prensa con Earther.

Las señales de advertencia para este futuro terrible ya se pueden ver en médicos que tienen que tratar a pacientes en climas tropicales con los EPIs, dijo a la BBC el Dr. Jimmy Lee, un médico de emergencia que trata a pacientes con COVID-19 en Singapur. Pronto, el calor que soportan esos médicos podría convertirse en una experiencia cotidiana para todos los demás también.

«Este cambio climático será un monstruo más grande y necesitamos, urgentemente, un esfuerzo coordinado entre las naciones para prepararnos para lo que está por venir», dijo Lee a la BBC. «Si no, habrá que pagar un precio muy alto».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up