El Almirante Zheng He y sus exploraciones oceánicas

Zheng He, bajo las órdenes del emperador Yongle, lideró siete grandes expediciones oceánicas  que lo llevaron a recorrer gran parte de las costas asiáticas e incluso llegar a África.

Zheng He, nacido en 1371, era un joven eunuco que trabajaba para el príncipe Zhu Di. Fue ampliamente recompensado cuando el príncipe encabezó una rebelión que acabó con el anterior emperador y lo entronizó como el emperador Yongle en 1402.

Una vez asentado en el poder, el nuevo emperador quiso ampliar los contactos diplomáticos de China para mejorar el comercio exterior, por lo que envió docenas de expediciones a todos lados. Una parte de ellas se hicieron por mar, para las que se creó una gran flota, que comandó Zheng He.

Estatua de Zheng He en el templo Sam Po Kong, Semarang, Indonesia

China ya contaba con una gran tradición naval en la época, pero aún así su número de naves y su tamaño eran muy superiores a sus contemporáneos europeos. En una época donde los europeos apenas empezaban a soñar con la exploración transoceánica, los chinos emprendieron unos viajes larguísimos.

El primer viaje de la llamada Flota del Tesoro empezó en 1405, compuesta por más de 300 barcos. Su primera parada fue el reino de Champa, de ahí a Sumatra, Java y Sri Lanka. Su destino fue Calicut, un puerto libre de la India. Tras comerciar, volvieron por la misma ruta, derrotando en el estrecho de Malaca a algunos piratas que asolaban la zona. Tras sobrevivir a un tifón llegaron de nuevo a sus puertos. La expedición fue un éxito.

Al poco de volver, el emperador Yongle mandó preparar la siguiente, que estuvo lista en 1407. El segundo viaje partió con muchos menos barcos hicieron el mismo recorrido que la anterior, pero se dedicaron a labores diplomáticas y políticas.

En 1409 ya estaba listo el tercer viaje, esta vez con 48 barcos, número menor incluso que el segundo viaje. Volvieron a pasar por Champa y después por Temasek (actual Singapur). En Malaca ejercieron de árbitros en las disputas de este reino con Siam y Java. En Sri Lanka tuvieron problemas con los cingaleses. Tras acabar en la India de nuevo, en la vuelta se vengaron de los cingaleses, derrotándolos en combate. Con el dinero del viaje se empezó la construcción de la Torre de Porcelana en Nankín.

La Torre de Porcelana, que se mantuvo en pie hasta 1856

El cuarto viaje empezó en 1414 con 63 barcos, esta vez el cometido era la exploración de Arabia y África. Tras el viaje de siempre, la flota se dividió. Zheng He marchó a Sumatra, donde intervino en un conflicto por el trono. Después pasó por las Maldivas y acabó en Ormuz, en el golfo pérsico. Desde allí volvió con embajadores africanos para presentarlos ante su emperador.

Mientras tanto, la otra parte de la flota volvió llevando al rey de Bengala, que le regaló una jirafa, cebras y antílopes al emperador, dejando a todos maravillados.

En 1417, desde Quanzhou partió el quinto viaje. La ruta fue la misma hasta Ormuz, pero desde allí siguieron hasta Adén. Desde allí llevó a los embajadores a África, parando en Mogadiscio y otros lugares. En 1419 volvió a China tras recorrer parte de la costa africana, con nuevos embajadores para presentarlos al emperador.

El sexto viaje se inició en 1421, para explorar y comerciar un poco más y devolver a los embajadores africanos. La flota se volvió a separar, y Zheng He volvió pronto a China.

El emperador Yongle falleció en 1424. El nuevo emperador, Hongxi, hijo del anterior, que recelaba de los eunucos,  le quitó el mando de la flota a Zheng He, pero lo puso al cargo del ejército de Nankin, un puesto muy prestigioso.

Los viajes de Zhen He

Pero poco duró la situación, ya que un año después moría el emperador, subiendo al trono su hijo, Xuande.

Xuande quiso volver a reactivar el comercio exterior, por lo que ordenó un séptimo viaje, con Zheng He al frente, esta vez con una flota de más de 300 barcos. Las naves partieron en 1431. Restablecieron las rutas anteriores, pasando por Vietnam, Java, Sumatra, Malaca y Sri Lanka, para acabar de nuevo en Calicut, en la India.

Zheng He se quedó en Calicut al encontrarse enfermo. Una parte de la flota siguió la ruta y llegó a Kenia y Mozambique, e incluso puede que hasta Arabia. El gran almirante murió durante el viaje de vuelta, siendo arrojado al mar en un funeral marítimo. El emperador Xuande se alegró de restablecer el comercio, pero murió poco después.

Tras esto se inició una crisis en China que llevó a un cambio de políticas y se abandonó el comercio, cerrando sus fronteras.

La labor de Zheng He se perdió con el paso del tiempo, no siendo recuperada hasta siglos después.

Para acabar, hay que mencionar la hipótesis de 1421. La hipótesis, muy criticada, viene a decir que durante el sexto viaje, Zheng He llegó a la costa americana, pero no hay documentación china oficial de la época y el mapa que supuestamente lo prueba no es reconocido por muchos estudiosos, por lo que, hasta que no se pruebe lo contrario, no es más que una hipótesis difícil de demostrar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up