Cuidarse a los 50 ayuda a prevenir enfermedades crónicas en la vejez.

Sabemos que cuidarnos a cualquier edad es importante pero ahora un nuevo estudio de la Universidad de Harvad nos dice que empezando a los 50 también podemos mejorar la calidad de nuestra vida en la vejez.

Estos cambios los podríamos resumir en 5 hábitos: comer sano, mantener un peso adecuado, no beber alcohol, no fumar y hacer ejercicio podría evitarnos padecer; diabetes tipo II, enfermedades cardiovasculares e incluso darle esquinazo al cáncer.

En este estudio se analizaron datos de mujeres y hombres a lo largo de los años, los parámetros saludables se definieron como: Alimentación saludable; ejercicio regular como mínimo 30 minutos por día/actividad moderada a vigorosa; peso saludable como un índice de masa corporal de 18.5-24.9 kg / m2; e ingesta moderada de alcohol de hasta una porción por día para mujeres y hasta dos para hombres.

«Estudios anteriores han encontrado que seguir un estilo de vida saludable mejora la esperanza de vida en general y reduce el riesgo de enfermedades crónicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, pero pocos estudios han analizado los efectos de los factores de estilo de vida en la esperanza de vida libre de tales enfermedades». dijo el primer autor Yanping Li, científico investigador principal del Departamento de Nutrición. «Este estudio proporciona una fuerte evidencia de que seguir un estilo de vida saludable puede extender sustancialmente los años en que una persona vive libre de enfermedades».

A través de estos datos las conclusiones que pudieron sacar son; que las mujeres a los 50 años vivían un promedio de 34.4 años más libres de diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, en comparación con 23.7 años saludables entre las mujeres que no practicaban ninguno de estos hábitos saludables. Los hombres que practicaban cuatro o cinco hábitos saludables a los 50 años vivían 31,1 años libres de enfermedades crónicas, en comparación con 23,5 años entre los hombres que no practicaban ninguno.

Los hombres que fumaban mucho en la actualidad, y los hombres y las mujeres con obesidad, tenían la menor esperanza de vida libre de enfermedades.

Obviamente, y tal y como resaltan los propios autores del estudio, este se trata de un estudio observacional con lo cual las conclusiones no son determinantes. Debemos confiar en qué los participantes sí han seguido estos hábitos de vida saludables y que la recogida de datos ha sido la correcta.

Aún sí,y ya que existen otros estudios al respecto, podemos intuir que una vida activa y saludables nos hará vivir una mejor vejez.

“Dado el alto coste del tratamiento de enfermedades crónicas, las políticas públicas para promover un estilo de vida saludable mediante la mejora de los alimentos y los entornos físicos ayudarían a reducir los costos de atención médica y mejorar la calidad de vida», dijo el autor principal Frank Hu, profesor de nutrición Fredrick J. Stare. y Epidemiología y cátedra, Departamento de Nutrición.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up