Bizancio antes de Contantinopla

Constantinopla fue la gran joya del Imperio Bizantino y de Imperio Otomano como Bizancio, pero su historia se remonta muchos siglos antes cuando era conocida como Bizancio.

Bizancio fue fundada por colonos griegos en el año 667 a.c., posiblemente por griegos de la ciudad de Megara.

La ciudad estaba ubicada en el lado occidental del estrecho del Bósforo, que une el Mar de Mármara con el Mar Negro.

La leyenda de su fundación hace referencia a Bizas, hijo de Poseidón y la ninfa Cerósea, como el fundador y primer rey de la ciudad, y el que le daría nombre.

Al estar en un lugar tan estratégico, la ciudad pronto prosperó gracias al comercio con el mundo griego. Durante mucho tiempo, las principales ciudades griegas rivalizaron por su amistad.

Pero su situación también la convertía en un objetivo para las potencias que fueron apareciendo en el Mediterráneo.

Su privilegiada situación

La creciente presión desde oriente del Imperio Persa de Darío I, hizo que Bizancio fuera una de las ciudades que se unieron a la Revuelta Jónica en el 499 a.c., un intento por parte de las ciudades griegas de Asia Menor por mantenerse independientes del dominio persa, pero fueron derrotadas y asimiladas al imperio.

La crisis provocada desembocaría en la Primera Guerra Médica, donde Darío perdería contra los atenienses en la Batalla de Maratón.

La ciudad fue liberada por el general espartano Pausanias en el 478 a.c.

Tras la posterior expulsión de Pausanias y su caída en desgracia, Bizancio pasó a estar bajo la influencia de Atenas, por lo que entró a formar parte de la Liga de Delos a partir del 446 a.c.

En el 431 a.c. estalló la Guerra del Peloponeso, entre Grecia y sus aliados (la Liga de Delos) y Esparta y los suyos (La Liga del Peloponeso). Bizancio cambió de manos unas cuantas veces hasta el final de la guerra, que ganaron los espartanos, quedando, como muchas otras ciudades griegas, bajo su influencia.

El mundo griego en la Guerra del Peloponeso

Bizancio fue una de las ciudades que no quisieron ayudar a los Diez Mil, por lo que casi fue destruida por ellos.

En el 390 a.c. volvió a caer bajo la influencia ateniense, de la que se desligaría en el 355 a.c. tras la Guerra de los Aliados.

Pero se aliaría de nuevo a Atenas para luchar contra un nuevo enemigo, Filipo de Macedonia, al que consiguieron rechazar cuando puso la ciudad bajo asedio en el 340 a.c.

El avance de Alejandro Magno ya fue algo imposible de detener, y Bizancio fue una ciudad más en rendirse ante el macedonio.

Años más tarde, sufriría muchas penurias con la invasión celta de los Balcanes, que la dejarían muy debilitada y en medio de guerras por el control del estrecho.

La ciudad, como el resto de mundo griego, cayó bajo la influencia de la República Romana en su avance hacia oriente.

Durante las Guerras Macedónicas, Bizancio se mantuvo fiel a Roma, por lo que pasó a tener estatus de ciudad aliada en el 191 a.c.

Muchos años después, durante el reinado de Vespasiano, pasó a ser parte de la provincia de Tracia.

Provincias romanas de Asia Menor

La ciudad empezó a crecer mucho durante la época de los emperadores antoninos, pasando a ser la más importante de la zona.

En el año de los Cinco emperadores, la ciudad tomó partido por Cayo Pescenio Níger, y sufrió un larguísimo asedio de tres años, cuando se rindió, fue prácticamente arrasada por el nuevo emperador, Lucio Septimio Severo.

Pero poco después, el mismo Severo la hizo reconstruir, Caracalla continuó embelleciéndola.

Después de esto, durante los siglos II y III, la ciudad pasa a un segundo plano.

No recuperaría la importancia hasta el comienzo del siglo IV, cuando su importancia estratégica se dejó notar durante las guerras por el poder entre los tetrarcas imperiales.

El ganador de la contienda, Constantino, que supo apreciar su importancia estratégica,  refundaría la ciudad en el 324 y la convertiría en la nueva joya del Imperio, cambiándole el nombre a Nueva Roma, o el más conocido, Constantinopla, que sería la gran ciudad del Imperio Oriental hasta su caída

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up