Arte y Medicina: San Gerónimo en su estudio y la esclerodermia.

Marinus Claeszoon van Reymerswaele (Hacia 1493 o 1497- muerto aproximadamente hacia el 1546 o 1567) fue un pintor flamenco. Se formó como pintor en Amberes (1509). Su trabajo lo realiza principalmente en dibujo seco y los colores más utilizados son el verde y el bermellón. Pinta naturalezas muertas con pergaminos arrugados, libros y otros objetos simbólicos, como es el caso del cuadro que hoy analizamos… San Gerónimo en su estudio, que se encuentra actualmente en el Museo del Prado.

Esclerodermia

Se trata de una enfermedad autoinmune, es decir, el propio sistema inmunitario ataca al tejido sano del individuo que padece la enfermedad. En este caso este ataque conlleva la aparición de un tejido parecido al tejido cicatricial, duro y más rígido que el tejido sano tanto a nivel cutáneo como de órganos, afectando al corazón, pulmones, riñones e impidiendo que estos realicen sus funciones correctamente.

Es una enfermedad rara y de causa desconocida, parece que la genética influye bastante.

Se divide en dos tipos según la localización del tejido engrosado:

Localizada: Afectaría a la piel, aunque podría alcanzar a las articulaciones y músculo. Sus síntomas son manchas descoloridas en la piel, estrías en brazos y piernas. Cuando la esclerodermia lineal aparece en el rostro y la frente, se denomina en coup de sabre.

Sistémica: Es la forma más grave ya que afecta a un nivel más profundo (Piel, músculos, articulaciones, vasos sanguíneos, pulmones, riñones, el corazón y otros órganos). Hay dos formas principales de esclerodermia sistémica: esclerosis sistémica cutánea limitada (también llamada síndrome CREST) y esclerodermia sistémica cutánea difusa.

En el CREST el engrosamiento y la tirantez de la piel se limitan, por lo general, a los dedos de manos y pies. Esta se asocia con la formación de nódulos calcificados bajo la piel, conocido como fenómeno de Raynaud, problemas con el movimiento del esófago y vasos sanguíneos dilatados en la piel, que se llaman telangiectasias.

En la difusa, el engrosamiento y la tirantez de la piel suelen extenderse de las manos a la región por encima de las muñecas. Generalmente esta forma es la que más daña a los órganos internos.

Para diagnosticarla no existe una prueba concreta con que obtener un valor y determinar que estamos ante una esclerodermia.

El diagnostico se realiza mediante la evaluación del estado del tejido blando, si aparece mucho tejido cicatricial sabemos que estamos ante una esclerodermia, otros indicativos son el dolor articular, problemas renales, cardiacos, vasos sanguíneos dilatados y el fenómeno de Raynaurd.

El tratamiento se enfoca en aliviar los síntomas, uso de antihipertensivos, antiácidos para los problemas estomacales, etc. Esto es así porque los medicamentos que funcionan bien en otras enfermedades como son el Lupus o la artritis reumatoide que también son de origen autoinmune en este caso no funcionan.

Es una enfermedad relativamente infrecuente. Se desconoce la causa principal, algunas investigaciones aclaran la relación entre el sistema inmunitario y la esclerodermia. También hay muchas investigaciones que apuntan a encontrar mejores tratamientos para la esclerodermia y, con suerte, encontrar algún día la cura.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *