Arte y Medicina: «Opisthotonos» y el Tétanos

Charles Bell (Edimburgo, noviembre de 1774 – Worcestershire, 28 de abril de 1842) fue un anatomista, cirujano, fisiólogo y teólogo natural escocés. Estudió la anatomía y fisiología del sistema nervioso usando la electricidad. Estableció la diferencia entre los nervios motores, sensoriales y sensitivos. Era el hermano menor de John Bell (1763 – 1820), otro conocido cirujano y escritor.

Parálisis de Bell.

En 1830 describió una enfermedad caracterizada por la debilidad de toda la musculatura facial (parálisis facial) causada por una disfunción del nervio facial. Esta enfermedad que es la modalidad más frecuente de parálisis facial conocida desde entonces se le llama Parálisis de Bell.

Tétanos.

Es una enfermedad causada por las neurotoxinas que produce una bacteria llamada Clostridium. La podemos encontrar principalmente en el suelo y heces. Nos podemos contagiar a través de un corte profundo, como los que ocurren cuando uno pisa un clavo, o a través de una quemadura.

El tétanos se conoce desde la antigüedad, ya Hipócrates describió sus síntomas. A lo largo del siglo XIX se consiguió el cultivo de la bacteria y el descubrimiento de la toxina pudiendo así desarrollar la vacuna, utilizándose esta masivamente durante la Primera Guerra Mundial.

Opisthotonus_in_a_patient_suffering_from_tetanus_-_Painting_by_Sir_Charles_Bell_-_1809.jpg

Generalmente el periodo de incubación de la enfermedad es de un promedio de 8 días. Una vez en el interior del cuerpo prolifera por todo el organismo hasta alcanzar el sistema nervioso. Una vez se ha multiplicado comienza a segregar su neurotoxina que penetra en las fibras nerviosas motoras hasta llegar al sistema nervioso central donde provoca la parálisis y los espasmos musculares que caracterizan la enfermedad. Puede conducir a un «bloqueo» de la mandíbula, lo que hace imposible abrir la boca o tragar. Los espasmos musculares de la espalda a menudo causan arqueamiento, llamado opistótonos, esto es lo qué podemos apreciar en el cuadro que el propio Bell pintó en 1809.

Existen varios tipos de tétanos; local, cefálico (esta es una forma rara,)generalizado y el neonatal. Su tratamiento se basa primero en la higiene completa de la herida y tratamiento farmacológico con antibióticos, penicilina, para acabar con las bacterias y también se debe administrar inmunoglobulina humana antitetánica para neutralizar la toxina.

PHIL_tetanus.jpg

A continuación os dejo una foto de un paciente sufriendo opistótonos para que veáis que el cuadro no es nada exagerado.

Afortunadamente, a día de hoy, sobre todo gracias a las vacunas, el tétanos se puede prevenir con bastante facilidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up