Arte y Medicina: La niña enferma-E. Munch

En otro de los artículos dedicados al arte y la medicina hablamos de Edvard Munch y su cuadro Herencia. Hoy vamos a hablar de La niña enferma, una obra en la que nos muestra una enferma de tuberculosis. Enfermedad que el pintor conoce de primera mano ya que su madre y su hermana, la cual podría estar representada en este cuadro, murieron debido a ella.

 

Tuberculosis.

Es una enfermedad bacteriana, causada por Mycobacterium tuberculosis. Estamos ante una enfermedad que se transmite por el aire por ejemplo al toser. Es una de las enfermedad más antiguas conocidas, se estima que tiene unos 15000-20000 años, probablemente la que conocemos a día de hoy es una evolución de una Mycobacteria que pasó de animales a humanos.

Su transmisión es por vía aérea, mediante gotitas de saliva que se producen al toser, hablar, estornudar…  La dosis infectante de la tuberculosis es considerablemente baja, de modo que la inhalación de una sola de las bacterias puede causar una infección.

«Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente; es decir, esas personas están infectadas por el bacilo pero (aún) no han enfermado ni pueden transmitir la infección. Este riesgo de infección aumenta en persona con VIH, malnutrición o diabetes o fumadores» Datos de la OMS.

Al principio la tuberculosis puede parecer una gripe; fiebre, cansancio, falta de apetito, pérdida de peso, sudor nocturno y disnea en casos avanzados; cuando aparece de tos y expectoración purulenta por más de quince días debe estudiarse, pues se considera un síntoma respiratorio.

En una parte de los casos en las que la enfermedad está activa la infección se traslada de los pulmones, principalmente en pacientes inmunosuprimidos y niños; a la pleura, al sistema nervioso central causando meningitis, al sistema linfático, el sistema genitourinario causando tuberculosis urogenital y los huesos o articulaciones en el caso de la enfermedad de Pott.

Gracias al diagnóstico precoz y el tratamiento se calcula que desde el año 2000 se han salvado unos 49 millones de vidas. El tratamiento farmacológico es a base de antibióticos (4 distintos) durante 6 meses además de supervisión y apoyo al paciente por un trabajador sanitario. La gran mayoría de los enfermos tuberculosos pueden curarse a condición de que los medicamentos se suministren y se tomen correctamente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up