Andrea Doria, el gran almirante de Carlos I

Andrea Doria fue un genovés que destacó en el servicio con Francisco I de Francia y más tarde con Carlos I de España en sus luchas contra los corsarios otomanos por el control de Mediterráneo.

Nació en 1466 en Oneglia, cerca de Génova, en una familia noble, sus padres eran parientes y los dos pertenecían a la rica y afamada familia Doria, Ceva Doria y Caracosa Doria.

Se quedó huérfano a los 17 años y, dado que fue educado en las armas, decidió hacerse mercenario, algo muy común en la época.

Primero sirvió en Génova para pasar posteriormente a Roma, en la guardia papal de Inocencio VII, donde su tío, Nicola Doria, era capitán.

Cuando el papa murió se marchó a Urbino, donde se convirtió en capitán de las tropas del duque. Incluso peregrinó a Tierra Santa, donde llegó a ser ordenado caballero de la Orden de los Hospitalarios.

Andrea Doria por William Henry Furse
https://collections.rmg.co.uk/collections/objects/14135.html

En 1503 ya estaba de nuevo sirviendo a Génova, pero esta vez en su armada, donde empezaría a destacar, luchando contra franceses y piratas. En 1512 consiguió ser almirante de toda la flota genovesa.

Pero en 1522 llegaron las tropas del emperador Carlos I de España (y V de Alemania) y tomaron Génova, que llevaba ya unos años bajo influencia francesa. Doria decidió unirse a los franceses y pasa a servir a Francisco I de Francia, pero poco pudo hacer en la victoria de Carlos I.

Una vez liberado de su cautiverio, Francisco I nombró a Doria capitán general en 1524, pero poco a poco su relación con el rey empezó a deteriorarse por la gran cantidad de dinero que el rey le debía.

Aprovechándose de ello, en 1528, Carlos I le ofreció servir bajo su bandera y Doria aceptó.

Sus primeras luchas con España fueron contra Francia, ayudando a levantar el asedio de Nápoles y recuperando Génova que había vuelvo a manos francesas. Carlos I lo nombró almirante mayor, gran canciller del Reino, príncipe de Melfi y marqués de Tursi, además de concederle el Toisón de Oro.

Ante la expansión otomana por el Mediterráneo, Doria empezó a una serie de expediciones contra ellos a partir de 1530.

En 1535 participó junto a Carlos I en la Jornada de Túnez, para retomar Túnez, tomada por los otomanos al mando del corsario y almirante Jeireddín Barbarroja.

Ataque a la Goleta durante el Ataque a Túnez de Frans Hogenberg.
https://commons.wikimedia.org/wiki

Contra Barbarroja tendría más enfrentamientos por el Mediterráneo, ganando algunos y perdiendo otros.

Uno de los más significativos fue la Batalla de Preveza de 1538, donde Doria, al frente de una alianza de reinos cristianos reunida por el papa Pablo III, fue derrotado por Barbarroja que tenía muchos menos hombres y barcos.

Gracias a esta derrota, los reinos cristianos perdieron el control del Mediterráneo oriental hasta la famosísima Batalla de Lepanto de 1571.

Barbarroja Hayreddin Pasha derrota a la Santa Liga de Carlos V bajo el mando de Andrea Doria en la batalla de Preveza de Osman Nuri Pasha y Hovhannes Umed Behzad.
https://commons.wikimedia.org/wiki

Tampoco pudo evitar la Jornada de Argel en 1541, donde el emperador fue derrotado por Barbarroja al intentar tomar la ciudad.

Con los franceses y los otomanos unidos contra Carlos I, Doria tuvo que luchar en más de una ocasión contra las dos potencias, a veces unidas.

Gracias a Doria, el dominio español sobre Italia se consolidó. Mientras tanto se dedicó a velar para que Génova fuese fuerte y rica, convirtiéndose en su principal ciudadano.

Tras la paz de Crépy entre Carlos I y Francisco I, Doria, que contaba con 78 años, se retiró de la vida militar para ayudar a su sobrino Giannettino Doria a gobernar Génova.

Pero en 1547 él y su sobrino fueron víctimas de una conspiración por parte de la familia Fiechi, una familia noble rival. Doria sobrevivió pero su sobrino fue cosido a cuchilladas. La venganza del viejo almirante fue terrible contra todos los implicados.

Los años no hicieron mella en él, y en 1550, con 84 años partió de nuevo bajo el estandarte de Carlos I para luchar contra los otomanos. Fue derrotado en la Batalla de Ponza de 1552, dejando el sur italiano a merced de los ataques turcos.

Francia volvió a declara la guerra y atacó Córcega, en manos de los genoveses, apoyado por los otomanos de nuevo. Y para allí partió Doria en 1553 para contrarrestar la Invasión de Córcega.

Andrea Doria por Friedrich Pecht.
https://commons.wikimedia.org/wiki

Doria estuvo en la isla hasta 1555, consiguiendo recuperar muchas ciudades que habían caído en manos francesas.

Por fin pudo retirarse, viviendo en Génova hasta 1560, donde falleció contando con 93 años, llenos de aventuras, batallas y conquistas.

 

*La imagen de portada es Andrea Doria como Neptuno de Angelo Bronzino

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up