Algunas pinturas perdidas o desaparecidas a lo largo de la historia

Muchísimas obras de arte han desaparecido para siempre con el tiempo, la lista es desgraciadamente innumerable, aquí vamos a hacer un pequeño repaso a algunas pinturas, que o bien no se conoce su paradero o han sido destruidas.

 

El concierto de Johannes Vermeer

 

El Concierto (imagen de portada) fue pintado a mediados de la década de 1660. Era Propiedad del Museo Isabella Stewart Gardner de Boston, Estados Unidos. La obra fue robada en 1990. Su valor es de unos 200 millones de dólares, es considerada la obra robada más cara.

Aunque no se conoce el año exacto de su creación, se cree que fue sobre 1660, pero las primeras referencias a ella no aparecen hasta 1780.  El cuadro fue adquirido por la coleccionista de arte, Isabella Stewart Gardner, en 1892.

El 18 de marzo de 1990, varios ladrones disfrazados de policías robaron un total de trece obras de arte del museo, entre ellas El Concierto. No se tienen pistas desde entonces de su paradero.

 

La tormenta en el mar de Galilea de Rembrandt van Rijn

La tormenta en el mar de Galilea se pintó hacia 1633, y, como la obra anterior se exhibía en el Museo Isabella Stewart Gardner de Boston.

Como El Concierto fue robada en 1990 y desde entonces no se ha vuelto a saber nada de ella ni de ninguna de las otras obras robadas.

 

Flores de amapola de Vincent van Gogh

Flores de amapola fue pintado al poco de que Van Gogh llegase a París, en 1887. El cuadro se encontraba expuesto en el Museo Mohammed Mahmoud Khalil, en el Cairo, Egipto.

La pintura ya había sido robada con anterioridad, en 1977, y no fue recuperado hasta 1987 en Kuwait, desde entonces se encontraba otra vez en el museo, hasta que en 2010 fue nuevamente sustraído.

En la investigación posterior salió a la luz las pocas medidas de seguridad del museo, con cámaras y detectores que llevaban mucho sin funcionar. Se estima que vale unos cincuenta millones de dólares.

 

Le pigeon aux petit pois de Pablo Picasso

Le pigeon aux petit pois fue pintada en 1911. Se encontraba expuesta en el Musée d’Art Moderne de Paris, que la compró por 20 millones de libras.

En 2010 un ladrón la robó junto con otros cuatro cuadros más, que sumaban unos 100 millones de euros. Unos meses después, el ladrón y un cómplice fueron detenidos por la policía, pero las obras no fueron encontradas.

Según la declaración del ladrón, le entró el pánico y tiró el cuadro a un contenedor de basura, pero aunque se buscó activamente nunca apareció. La policía duda de esta versión, pero si es así, o el cuadro fue destruido con la basura, o alguien lo encontró y se lo llevó para su casa.

 

Retrato de joven de Rafael Sanzio

Retrato de joven fue pintado alrededor de 1515, se cree que quizás sea un autorretrato del autor.

El cuadro lo compró en Venecia Adam Jerzy Czartoryski en 1798 junto a La dama del armiño de Leonardo da Vinci y algunas antigüedades romanas. Desde esa fecha se encontraba en el Museo Czartoryski.

Pero en 1939, Hans Frank, un nazi al servicio de Hitler en Polonia, se lo llevó del museo junto a otras muchas obras, algunas de Rembrandt o de Da Vinci, para que decorasen su casa.

En 1945, Frank fue detenido por los aliados, y al revisar su hogar se encontraron todas las obras de arte, incluido el Retrato de Joven, pero este desapareció de los registros poco después. Es muy probable que algún soldado aliado lo sustrajera, pero no ha habido ninguna pista de su paradero desde entonces.

 

Natividad con San Francisco y San Lorenzo por Michelangelo Merisi da Caravaggio

Caravaggio pintó el cuadro en 1660, es el único conocido creado por el artista en Palermo. Estaba expuesto en el Oratorio de San Lorenzo en la misma ciudad.

En 1969 el cuadro fue descolgado y robado de la iglesia.

Los primeros sospechosos fueron los mafiosos locales, pero nunca se pudo encontrar ninguna pista. Sobre su desaparición hay muchas teorías, como en la mayoría de estos casos, que van desde que un importante coleccionista mandó robarlo para su colección privada, hasta que la mafia lo destruyó dándoselo a los cerdos o que fue quemado al no poder.

Lo único que se sabes es que no se sabe nada de él desde entonces.

 

Neptuno y Anfitrite, de Peter Paul Rubens

El cuadro fue creado hacia 1614. Estaba expuesto en el Museo Bode de Berlín, anteriormente llamado Kaiser-Friedrich-Museum.

Durante los bombardeos aliados a Alemania en la Segunda Guerra Mundial, se intentó poner a salvo la mayoría de las obras de arte de los museos de Berlín.

El lugar elegido fue la torre de defensa antiaérea Flakturm Friedrichshain. Allí estaban protegidas de las bombas miles de obras de arte de todo tipo. Pero en 1945 estalló un incendio en su interior.

La situación era notablemente caótica, la ciudad acabada de caer en manos rusas, por lo que la protección del Flakturm Friedrichshain se desatendió, apenas había guardias que se encargasen de mantenerlas a salvo y llegó a ser abandonado. Durante esos días de caos se sabe que mucha gente entró en las instalaciones y que hubo saqueos.

Por una causa que no se tiene claro empezó un incendio, que afectó sobre todo al lugar donde se guardaban los cuadros. Ardieron unas 417 obras, entre ellas más cuadros de Caravaggio, Rubens y Goya.

 

Leda y el cisne de Leonardo Da Vinci.

Leda y el cisne fue pintada por Leonardo entre 1515 y 1520. Parece ser el único desnudo femenino de sus obras y fue conocida por su erotismo.

Se sabe que estaba en el Palacio de Fontainebleau, en Francia, al menos hasta 1623, pero a partir de esa fecha se le pierde la pista.

Se cree que tal vez fue destruida por encontrarse en mal estado.

La obra se conoce porque se conservan distintos bocetos, copias, réplicas y otras versiones. Una de las copias, la de la imagen, fue realizada por Francesco Melzi y se encuentra actualmente en la Galería Uffizi de Florencia.

 

Retrato de Enrique VIII de Hans Holbein el Joven

Hans Holbein el Joven, había sido nombrado pintor del Rey inglés en 1536. El retrato fue creado para adornar la cámara privada de Enrique, como parte de un mural que mostraba a la dinastía Tudor, en el Palacio de Whitehall, en Londres. Fue terminado en 1537.

Pero en 1689 el palacio sufrió un incendio y la obra se perdió para siempre. Afortunadamente había una copia en óleo del Mural Whitehall, encargado por Carlos II en 1667.

 

El emperador Carlos V y la emperatriz Isabel de Portugal de Tiziano Vecellio di Gregorio

Pintado para Carlos V durante su estancia en Augsburgo en 1548 o 1554. Estaba expuesta en el Real Alcázar de Madrid, donde en una de las obras perdidas en el Incendio de 1734.

Afortunadamente sobrevive una copia realizada por Rubens, que es la de la imagen, sobre 1628, que actualmente se encuentra en el Palacio de Lira, en Madrid.

 

Retrato ecuestre de Felipe IV de España de Peter Paul Rubens

Retrato realizado durante la estancia de Rubens en Madrid en 1628 y 1629 . También se encontraba colgado de una de las paredes del Real Alcázar de Madrid, y como otras 500 obras, ardió en 1734 en el incendio que destruyó el Alcázar.

Se conserva una copia realizada por Juan Bautista Martínez del Mazo y por Velázquez, que parece que hizo el rostro del rey.

 

Napoleón III de Franz Xaver Winterhalter

El cuadro fue pintado en 1856 a instancias del emperador francés Napoleón III y fue colocado en el Palacio de las Tullerías en París.

Pero en 1871 un incendio arrasó el  palacio.

En medio de una sublevación de la población parisina, se creó la Comuna de París, que tomaron la ciudad, usando el palacio para dar fiestas y conciertos o como residencia.

Pero el gobierno francés contraatacó con dureza, durante la Semana Sangrienta, el palacio fue usado como cuartel general para los revolucionarios.

Cuando estos vieron que iban a perder irremediablemente decidieron prenderle fuego a las Tullerías, un símbolo de la monarquía francesa a la que odiaban. El incendio fue tan grande que empezó a afectar al Louvre. Las tropas gubernamentales pudieron salvar algunas obras, pero esta y otras se perdieron en el incendio.

Afortunadamente existen modelos del artista y copias. La copia mostrada es de Etienne Billet, que la hizo en 1860 y se encuentra en el Museo de la Marina, Marsella

 

Medicina de Gustav Klimt

Klimt hizo una serie de pinturas para el techo del Aula Magna de la Universidad de Viena en 1901. El problema es que algunos de los desnudos mostrados generaron bastante controversia.

Al final, hubo muchísima polémica con ellas y empezaron a ser retiradas. Medicina, junto a otra, Jurisprudencia, fueron compradas en 1911 por Koloman Moser, amigo de Klimt. Al final Medicina llegó a manos de una acaudalada familia judía.

Pero en 1938, en pleno auge nazi, la pintura fue confiscada y enviada a Schloss Immendorf, un castillo al sur de Austria.

La obra, junto a muchas otras, siguió ahí hasta 1945, cuando los nazis empezaron a replegarse ante el avance enemigo. Para impedir que el castillo fuese conquistado, le prendieron fuego, reventando todo lo que había en el interior de paso.

Afortunadamente, quedaron una cuantas fotografías en blanco y negro hechas justo antes del incendio, además de algún boceto preparatorio, que actualmente se conserva en el Museo de Israel en Jerusalén.

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Scroll Up