Arte y Medicina: Retrato de Francesco Giamberti – Piero di Cosimo

Piero di Cosimo (Florencia, 2 de enero de 1462 – 12 de abril de 1522) es un pintor florentino que pertenece al período italiano denominado la pintura del Quattrocento, en el llamado primer renacimiento. Tiene varios retratos y dos frescos qué se encuentran ni más ni menos en la Capilla Sixtina.

En este retrato vemos a Francesco Giamberti que fue un imaginero ( Especialidad del arte y la escultura en donde la representación plástica de temas religiosos es realista y con finalidad devocional, litúrgica, procesional o catequética) italiano fundador de una importante familia de arquitectos.

Arteritis temporal

Es una inflamación que produce daño en los vasos sanguíneos que irrigan de sangre la cabeza, cuello, parte superior del cuerpo y brazos. También se conoce como arteritis de células gigantes. Se presenta de manera más común en las arterias alrededor de la sien (arterias temporales). Lo que provoca esta afección se desconoce, lo qué se cree es que en parte es ocasionada por una respuesta inmunitaria defectuosa. Es más común en mujeres mayores de 50 años y esta patología puede heredarse.

La sintomatología puede aparecer de repente con cefalea, fiebre, anemia, como en todas las vasculitis se presentan síntomas inespecíficos como perdida de peso, astenia, anorexia, artralgias (dolor en las articulaciones), sudoración, síntomas depresivos…

En 1990 el Colegio Americano de Reumatología decidió que para diagnosticar esta enfermedad se requieren 3 de los 5 criterios siguientes:

  • Desarrollo de los síntomas a partir de los 50 años.

  • Debut o aparición de un nuevo tipo de localización del dolor de cabeza.

  • Alteraciones en la arteria temporal tales como una disminución de la palpación del pulso (debido a la arteriosclerosis de las arterias cervicales).

  • Velocidad de eritrosedimentación igual o mayor a 50 mm/h.

  • Alteraciones en la biopsia de la arteria temporal.

El tratamiento suele ser farmacológico con corticoides para disminuir la inflamación de estos vasos sanguíneos y evitar que estos sufran más daños.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *