Científicas en la sombra: Lisa Meitner

Como cada mes en esta sección os traemos alguna mujer con logros excepcionales para la ciencia pero que la historia las ha relegado a un segundo plano. Este mes le toca el turno a la física austriaca Lisa Meitner.

Nació en Viena el 7 de noviembre de 1878 en el seno de una familia judía que se convirtió posteriormente al cristianismo. Estudió en las universidades de Viena y de Berlín donde ingresó para seguir las clases de Max Planck, considerado como el fundador de la teoría cuántica y galardonado con el Premio Nobel de Física en 1918 . A finales de 1938 abandonó Alemania debido a las Leyes de Núremberg del gobierno nazi, y se unió al personal de investigación atómica del Instituto de Manne Siegbahn en la Universidad de Estocolmo.

¿Y qué hizo?

Nada más y nada menos que fue, junto con Otto Hahn, la descubridora de la fisión nuclear. Lo que ocurre durante la fisión es que un núcleo pesado se divide en dos o más núcleos más pequeños dando lugar a subproductos como neutrones libres, fotones (generalmente rayos gamma) y otros fragmentos del núcleo como partículas alfa (núcleos de helio) y beta (electrones y positrones de alta energía) además de gran cantidad de energía, es decir, es un proceso exotérmico. Esto se puede producir mediante el bombardeo de un núcleo fisionable por un neutrón libre volviendo así a este núcleo inestable que hará que se parta en dos fragmentos. Los productos de la fisión son generalmente altamente radiactivos, no son isótopos estables; estos isótopos entonces decaen, mediante cadenas de desintegración.

 Fuente: Wikicommons.
Fuente: Wikicommons.

Meitner sugirió la existencia de la reacción en cadena, es decir, sugirió lo que sería el fundamento o paso esencial para la fisión nuclear y el desarrollo de la bomba atómica, por desgracia. Con ello Otto Hahn y Fritz Strassmann produjeron el primer ejemplo de la fisión nuclear, eso sí, no supieron lo que habían logrado hasta que Meitner interpretó los datos. En 1939 Hahn publicó su trabajo omitiendo el nombre de Meitner alegando que el régimen nazi no le habría dejado incluir una autora judía. Este hecho fue al que se agarraron los del comité del Nobel para ortorgarselo solo a Otto Hahn en 1944. En 1966 en Estados Unidos se le otorgó el premio Enrico Fermi como reconocimiento a su contribución a la física además de tener un elemento en la tabla periódica con su nombre el meitnerio

Lise Meitner murió en Cambridge, el 27 de octubre de 1968. Conforme a sus deseos, fue enterrada en Bramley (Hampshire) junto a su hermano Walter. En su lápida podemos leer:

«Lise Meitner: una física que nunca perdió su humanidad».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *