Mad Mike Hoare, un mercenario de leyenda

Mad Mike fue uno de los mercenarios más prolíficos en la segunda mitad del siglo XX, destaca su participación en la Crisis del Congo en los años 60 y en el Intento de Golpe de Estado en las Sheychelles en 1981.

Thomas Michael Hoare nació en 1919 en la India, en ese momento parte del Imperio Británico, y estudió en Inglaterra, al estallido de la Segunda Guerra Mundial se alistó en los London Irish Rifles luchando en India y Birmania contra los japoneses y donde alcanzaría el rango de comandante, al acabar la guerra se incorporó a la vida civil, pero unos años después se marchó a Sudáfrica donde empezó a alquilar sus servicios como mercenario.

 Moïse Tshombe
Moïse Tshombe

En 1961 fue contratado para formar parte de las fuerzas mercenarias de Moïse Tshombe en su intento de escindir la zona de Katanga del Congo, pero para 1963 la ONU había recuperado la zona para el Congo, el episodio del Asedio a Jadotville es en esta época, aún así, al año siguiente Tshombe fue elegido Primer Ministro del Congo.

En 1964, Mad Mike se puso al frente de una unidad militar llamada Comando 5 que luchó en la Rebelión de Simba. La rebelión había comenzando tras el asesinato del Primer Ministro, Patrice Lumumba en 1961, en la que estuvieron implicados Mobutu, el que sería el posterior dictador del país, y Tshombe, y estaba apoyada por la Unión Soviética. Con los mercenarios, altamente entrenados, Tshombe consiguió darle la vuelta a una situación que lo puso contra las cuerdas. Hoare participó en la Operación Dragón Rojo, una operación de rescate de 1600 colonos blancos y sacerdotes que salió relativamente bien. Hoare fue ascendido a teniente coronel y su Comando 5 creció en importancia dentro del ejército congoleño. Hoare dejó el Congo en 1965.

De este conflicto, Hoare escribió un libro, llamado Congo Mercenary donde cuenta toda su experiencia.

 Portada del libro
Portada del libro

 Años más tarde, ya en los 70, fue contratado como asesor técnico para una película bélica, The Wild Geese (Los Gansos Salvajes) interpretada entre otros por Roger Moore. La película se sirve de la ya legendaria figura de Hoare para crear una historia de un grupo de mercenarios al rescate de un presidente africano depuesto.

Hoare estaba retirado y vivía en Sudáfrica cuando fue contactado en 1978 por los representantes de James Mancham, depuesto primer presidente de la República de las Seychelles, su intención era organizar un nuevo golpe de estado desde fuera del país ayudado por fuerzas mercenarias y con el apoyo del gobierno de Sudáfrica, que quería restituir a un presidente más afín con su ideario racista.

Hoare preparó un plan, contaba con 54 mercenarios, mandó a una avanzadilla a las Seychelles para contactar con las fuerzas afines y el resto iría en avión, disfrazados de equipo de rugby, llevando sus armas escondidas en dobles fondos en sus maletas, para después desplegarse por la isla y esperar al momento propicio para dar el golpe y tumbar al gobierno, todo esto en colaboración con las fuerzas afines locales. El problema del plan era que no había nadie esperándolos, los exiliados que querían dar el golpe les habían mentido en cuanto al apoyo dentro del país a su propósito.

Pero la situación se torció pronto, el 17 de noviembre de 1981 el grupo de mercenarios llegó al aeropuerto, pero un guardia de seguridad especialmente cuidadoso vio algo sospechoso en el equipaje de uno de los últimos mercenarios que estaban pasando por el control de seguridad y descubrió un AK-47. Los mercenarios sacaron sus armas y tomaron el aeropuerto, pero uno de los guardias pudo dar la alarma. El ejército y la policía rodearon el aeropuerto, pero los mercenarios tenían rehenes, por lo que no se decidían a asaltarlo, pero se produjeron disparos entre los dos bandos, llegando a producirse algunas bajas. Cuando todo parecía perdido para los mercenarios un avión de Air India aterrizó en la pista, engañado por los propios mercenarios que tenían el control  de la torre de control. Hoare consiguió negociar un alto el fuego dado que ahora tenían aún más rehenes, pero la situación seguía siendo desesperada, por lo que Hoare y los suyos decidieron usar el avión para escapar del país, seis de los mercenarios no pudieron subir al avión y fueron arrestados y juzgados en Seychelles, el resto volvió a Sudáfrica.

 Foto actual de Hoare, sacada de http://madmikehoare.com/
Foto actual de Hoare, sacada de http://madmikehoare.com/

Pero el intento de golpe de estado no podía quedar impune y la ONU intervino, acusó a Sudáfrica de colaborar e hizo detener a todos los mercenarios. Hoare fue juzgado y condenado a 10 años de prisión, pero salió en 1985, desde entonces sigue residiendo en el país, donde cumplió los 100 años el 17 de Marzo de este año.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *