Miña Terra Neozelandesa

En 1526, una carabela compuesta por gallegos y vascos en plena exploración del Pacífico naufragó en una isla. ¿Pero qué pasó con sus tripulantes?

Hay dos teorías al respecto. La primera dice que recorriendo la costa este australiana (245 años antes que James Cook) hasta que los pillaron los portugueses y los mataron por andar por donde no debían. Pero esa teoría no es la que nos mola.

La segunda teoría es mucho mejor. Dice que la carabela San Lesmes encalló en Amanu, en la actual Polinesia Francesa y desde allí, consiguieron llegar a otras islas e incluso a Nueva Zelanda.

Y de alguna manera no sólo sobrevivieron, sino que prosperaron y se hicieron un hueco entre los indígenas, incluso llegando a ocupar posiciones importantes y crear familias allí. ¿Y como se sabe esto? Pues de momento no se puede demostrar, por es solo una teoría, pero explicaría ciertas cosas que ocurrieron después.

Los primeros exploradores europeos (oficiales) unos años después, encontraron indígenas con el pelo y ojos claros, referencias a un tal Dios Oro (algo muy europeo también), y barcos y barcas que recuerdan a naves occidentales. Pero, lo que realmente es increíble, lo que sí que es difícil entender y explicar sin esta teoría es que en Nueva Zelanda aparecieron durante el siglo XVI. ¡¡Hórreos!! O como los llaman allí: Patakas. ¿Y que hay más gallego que los hórreos? Sólo faltaba que comieran pulpo y bebieran licor café para ser más gallegos.

Esta teoría está respaldada por el profesor Robert Langdon, de la Universidad Nacional de Australia en Canberra.

 el típico hórreo neozelandés el típico hórreo neozelandés

Pues eso, no sé si habrá gallegos en la Luna, pero en la Tierra los hay en todos lados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *